Nacional

Abandonan ranchos por ola de violencia

Pese a que autoridades presumen reducción en delitos de alto impacto, ranchos de Tamaulipas cerrados por inseguridad permanecen abandonados.

Reforma

Reforma

lunes, 19 agosto 2019 | 13:20

Tampico.- Ranchos de Tamaulipas cerrados por la ola de inseguridad que ha golpeado al Estado desde hace una década siguen abandonados, pese a que las autoridades presumen una reducción en los delitos de alto impacto.

En el Municipio de Mante, por ejemplo, Gabriel Anaya, representante de productores agropecuarios, lamentó que el temor que se vive en la zona impida reactivar las propiedades.

"Hay ranchos que no están trabajando. Fácilmente en Mante estamos hablando de seis a siete ranchos que no hemos vuelto a ver a los dueños. Se ve alguna gente trabajando, pero es algo muy 'light'", afirmó.

"La gente que tenía 'lana' se fue".

Apenas el viernes, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca señaló que ranchos de Tamaulipas han estado abandonados por una década a causa de la inseguridad.

En reunión con el sector productor en el Municipio de Soto la Marina, el panista prometió acciones para recuperar la producción y evitar invasiones a los ranchos.

"Es de todos conocido que desafortunadamente durante 10 años, por los problemas de la inseguridad, los ranchos que prácticamente estuvieron abandonados", dijo.

El Mandatario aseguró que en su Gobierno se han llevado a cabo diversas estrategias para que los productores retornen a los ranchos, como el programa de mejoramiento genético de los hatos de ganado y la recuperación de las praderas para pastar.

También advirtió que no permitirá que supuestos líderes agrarios invadan ranchos.

"Sé que andan por ahí unos cuantos queriendo engañar a la gente, diciendo que va a haber nuevamente oportunidades con más tierras y una bola de cosas, que por cierto ya los tenemos ubicados.

"Déjenme decirles algo y asumo la responsabilidad de lo que voy a decir: mientras yo sea Gobernador no voy a permitir que estén invadiendo ranchos, eso se los aseguro", afirmó.

Por su parte, Anaya señaló que ante el cierre de ranchos y otros negocios, así como el embate de la sequía, el empleo ha ido a la baja en Mante.

"Cerró la (empresa) Lala. Las lecheras que hoy han vuelto a trabajar, pero de distinta manera", lamentó.

"Antes aquí era el centro de acopio para la distribución y ahora solamente entran a camionetas a hacer los repartos, lo cual implicó la reducción de un número de 50 a 200 empleos".

Pide IP ajustar plan

Empresarios de Tamaulipas llamaron a los Gobiernos estatal y federal a ajustar la estrategia de seguridad ante el recrudecimiento de la violencia de grupos del crimen organizado.

"El tema de seguridad es un tema en el que de la noche a la mañana pueden suceder muchas cosas", dijo José Luis Loperena, presidente de la Canaco.

Loperena indicó que los propios empresarios han sido víctimas de la delincuencia y que el pasado martes se reunieron con mandos tamaulipecos para plantear que refuercen la vigilancia.

"Hay que seguir denunciando. La inseguridad es una responsabilidad de todos los ciudadanos", afirmó.

REFORMA publicó ayer que la violencia criminal se incrementó en los últimos días a pesar de que hace más de un mes los Gobiernos de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila arrancaron un plan de seguridad regional.