Nacional

Abordan EU y México extradición de Caro Quintero

Fiscal General de EU, Merrick Garland, habló con titular de FGR, Alejandro Gertz, para trabajar al unísono en extradición de Caro Quintero

Reforma

José Díaz Briseño/Reforma

viernes, 22 julio 2022 | 08:50

Washington.- Los Fiscales Generales de México y Estados Unidos acordaron hoy trabajar al unísono para lograr la extradición de Rafael Caro Quintero a territorio estadounidense donde enfrenta acusaciones en al menos dos Cortes federales incluido por la muerte del agente antidrogas Enrique "Kiki" Camarena. 

De acuerdo con el Departamento de Justicia de EU, el Procurador General estadounidense Merrick Garland sostuvo este jueves una llamada telefónica con el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, donde hablaron en específico el caso del presunto narcotraficante capturado el sábado pasado.

 "Los dos líderes reafirmaron su compromiso compartido de continuar trabajando al unísono en la extradición de Caro Quintero", aseguró esta tarde el Departamento de Justicia en un comunicado.

  Detenido en una operación en de la Marina (SEMAR) y la propia Fiscalía General de la República (FGR) en Sinaloa, Caro Quintero enfrentará un proceso de extradición en México luego de que un juez federal en el Estado de Jalisco concediera el sábado frenar cualquier deportación, entrega o expulsión a EU.

 "El Procurador General Garland llamó para expresar su gratitud al Fiscal General Gertz y al Gobierno de México por arrestar exitosamente a Rafael Caro Quintero", dijo la dependencia estadounidense.

 "El Procurador General Garland ofreció sus condolencias a las familias y seres queridos de los militares mexicanos que dieron sus vidas al servicio de su país la semana pasada".

 Apenas el viernes pasado, el funcionario estadounidense había ya felicitado al Gobierno mexicano por la detención de Caro Quintero quien en 2013 había quedado libre luego de un tecnicismo legal y que según EU permitió que regresara a sus actividades como presunto narcotraficante en el Noroeste de México.

 Con una recompensa de 20 millones de dólares, el gobierno estadounidense tiene fincados cargos ante la Corte Federal del Distrito Central de California por el secuestro y muerte en 1985 del agente Camarena así como por crímenes violentos, narcotráfico de mariguana y cocaína y operar una empresa criminal.