Nacional

Acata INE paridad en Cámara baja a regañadientes

Pese a inconformidad de algunos consejeros, INE acató cambiar dos diputaciones asignadas a hombres por mujeres, para garantizar paridad

Reforma

Érika Hernández/Reforma

martes, 31 agosto 2021 | 14:41

Ciudad de México.- A regañadientes, el Consejo General del INE acató cambiar dos diputaciones federales asignadas a hombres por mujeres, para garantizar la paridad total en la Cámara de Diputados.

  Mientras cuatro consejeras y un consejero festejaron la decisión del Tribunal Electoral, que garantiza, por primera vez, que en San Lázaro habrá 250 diputados y 250 diputadas, otros de sus compañeros acusaron a los magistrados de incongruentes y de trasgredir la voluntad popular.

 La Sala Superior determinó quitar la diputación plurinominal a la formula integrada por los panistas Daniel Martínez Terrazas y Raymundo Bolaños, por no acreditar su vínculo con la comunidad indígena que dijeron representar.

  En su lugar, pidió acreditar a Ana Laura Valenzuela y Mariana Sabanero, quienes entrarían como migrantes, la primera vive en Estados Unidos y la segunda en Dinamarca.

 Mientras que del PVEM, quien fue el partido que menos paridad mostró en sus listas, quitó a Javier Herrera y su suplente, y pidió acreditar a las candidatas que seguían en la lista plurinominal: Laura Fernández, propietaria, y Santy Montemayor, su suplente.

 Sin embargo, esa fórmula de mujeres ya había ganado el distrito 4 de Quintana Roo, y debido a que Fernández ya tomó protesta como diputada de mayoría, Montemayor se convertirá en propietaria de la diputación plurinominal, por lo que ninguna tendrá suplente.

 "¡Enhorabuena! Este Consejo tuvo la oportunidad de pasar a la historia justamente haciendo esta asignación paritaria, pero tuvo que ser la Sala Superior quien encauzara la asignación de diputaciones de representación proporcional al parámetro de regularidad constitucional", criticó la consejera Carla Humphrey, quien la semana pasada planteó la propuesta, pero fue rechazada. 

Sus compañeras Norma de la Cruz, Claudia Zavala y Adriana Favela coincidieron en que el Tribunal hizo justicia.

 "Todavía no es suficiente porque falta lograr la paridad sustantiva, falta que estas mujeres que van a integrar la Cámara también presidan las comisiones importantes, accedan a las juntas de coordinación política donde realmente se toman las decisiones más relevantes", pidió Favela.

 La consejera Dania Ravel celebró la paridad, sin embargo, advirtió, la sentencia es preocupante en un Estado de derechos, porque se violaron las garantías de otros candidatos.

  En el mismo sentido se pronunciaron sus compañeros Ciro Murayama y Uuc-Kib Espadas. El primero aseguró que en política, cuando se persiguen fines nobles a cualquier medio, se pueden atropellar derechos, trastocando el orden jurídico y la vida democrática.

 Recordó que si resultaron electos 248 mujeres y 252 hombres fue porque así lo expresaron en las urnas los ciudadanos, y se había logrado paridad, porque era arbitrario cuadrar los números con otros métodos.

 "A mí me parece que la sentencia es muy deficiente. No, no puede haber sentencias de vanguardia hechas con estas argumentaciones", criticó.

  Espadas advirtió que los votos mandan, por lo que el dictado de las urnas debe estar por encima de la consideración de cualquier "grupo de notables", en este caso los magistrados, que, dijo, mostraron desprecio por el voto activo.

"Haz el bien sin mirar a quién lesionas. Me parece que esa no es la manera de concretar el garantismo que la Constitución Mexicana ha incorporado.

 "Cuando se dice que no se violó el derecho de nadie porque nada más se cambió el género de una persona en una lista, yo de verdad me pregunto: ¿y el criterio pro-persona que se blandía en cada discusión dónde acabó?", apuntó.

Los partidos involucrados también expresaron su inconformidad. El representante del PAN, Víctor Hugo Sondón, aseguró que ellos no violentaron la ley, pues el comisario municipal de San Juan Tetelcingo, Guerrero, entregó la carta que acreditaba que su candidato cumplía con la autoadscripción indígena, y meses después lo desconoció.

"La verdad con todo respeto, consejeras, ¿qué festejar? ¿que se violaron nuestros derechos? En verdad, estamos llegando al punto de decirle a la ciudadanía que ya no vote por hombres que nada más vote por mujeres, porque sus votos no valen o no valen igual. La verdad estamos enojados", apuntó el pevemista Fernando Garibay.