Nacional

Acusan a Caro Quintero de traficar drogas entre 2015 y 2016

En dos años, Caro Quintero introdujo a Estados Unidos más de 10 toneladas de mariguana y cocaína, según acusación presentada en su contra

Reforma

martes, 26 julio 2022 | 07:25

CDMX.- En tan solo dos años, Rafael Caro Quintero introdujo a Estados Unidos más de 10 toneladas de mariguana y cocaína, así como un pequeño cargamento de 25 kilos de metanfetaminas, de acuerdo con la acusación presentada en su contra en la Corte del Distrito Este de Nueva York. 

Los envíos de los estupefacientes se registraron entre febrero de 2015 y diciembre de 2016, para ello el capo se valió de una basta red de cómplices que le ayudaron a traficar a través de Colombia, México y Estados Unidos.

La acusación fue formulada en febrero de 2020 con base en la evidencia que hasta ese momento tenía el Fiscal del Distrito Este de Nueva York.

Caro Quintero fue aprehendido al pasado 15 de julio, en Choix, Sinaloa, luego de haber estado casi nueve años prófugo.

El capo, quien fue capturado por primera vez en 1985, fue sentenciado a 40 años de cárcel por haber ordenado el secuestro y asesinato del agente de la DEA, Enrique 'Kiki' Camarena, sin embargo, en agosto de 2013, cuando llevaba 28 años compurgados, obtuvo su libertad debido a un tecnicismo legal.

A partir de entonces, el Gobierno de Estados Unidos solicitó su extradición por el asesinato de Camarena y en la Corte del Distrito Este de Nueva York sumó nuevos cargos por los ilícitos cometidos en los últimos años.

Tras recuperar su libertad y pese a que el capo envió el mensaje de que se retiraría del negocio de las drogas, recompuso su organización y, en febrero de 2015, envió su primer cargamento de mariguana a Estados Unidos, estimado en 4.9 toneladas.

A partir de esa fecha y hasta diciembre de 2015, conforme a la acusación, el capo concretó otros ocho envíos más, que sumaron un total de 5.9 toneladas de mariguana, 4.5 toneladas de cocaína y 22 kilos de metanfetaminas.

"La organización criminal de Caro Quintero operaba una basta red responsable de la fabricación e importación de narcóticos, específicamente cantidades de varias toneladas de heroína, metanfetamina y mariguana, desde México hacia los Estados Unidos y otros lugares.

"La organización criminal de Caro Quintero también fue responsable del envío de cantidades de varias toneladas de cocaína desde América del Sur a través de América Central y México a los Estados Unidos y otros lugares", señala el documento.

La venta de las drogas en Estados Unidos generó ganancias millonarias, las cuales fueron enviadas a México en efectivo a través de medios clandestinos y una vez en el País fueron lavadas a través de empresas fantasma y distintos mecanismos.

Para conseguir sus fines, indica el documento, el narcotraficante utilizó la corrupción, aunque también hizo uso de técnicas violentas.

"Los líderes de la organización criminal de Caro Quintero emplearon sicarios, quienes llevaron a cabo numerosos actos de violencia, incluyendo asesinatos, asaltos, secuestros y actos de tortura", señala.