Nacional

Acusan desastre en consolidadas

El 64% de claves de medicamentos de compras consolidadas en segundo semestre de 2019 no se adjudicaron, por lo que expertos acusan desastre

Reforma

Natalia Vitela / Reforma

viernes, 28 mayo 2021 | 05:51

Ciudad de México.- El 64 por ciento de las claves de medicamentos de las compras consolidadas del segundo semestre de 2019, no fue adjudicado, por lo que "no se atendió a cabalidad la necesidad total del abasto de bienes terapéuticos", reportó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Según el organismo, las casi 30 instituciones de salud pública que participaron requerían 3 mil 988 claves, pero sólo se licitaron 3 mil 247 y, de ellas, sólo se adjudicaron 36 por ciento, es decir, mil 181.

En total, 2 mil 807 partidas no fueron adjudicadas, pues 731 no se licitaron, mil 895 se declararon desiertas, 167 fueron canceladas y 14 quedaron sin estatus, según la ASF.

La Secretaría de Salud no detalló qué sucedió con las 731 no licitadas, ni sobre otras 14 partidas licitadas.

La ASF informó que tampoco se pudo determinar si se obtuvo una reducción en el precio de los bienes terapéuticos adquiridos y distribuidos, en virtud de que no se contó con información estadística de los costos ejercidos anteriormente en las compras y distribución.

"Además de que no se emitió un documento que evidenciara el ahorro logrado; por lo anterior, no se contó con un parámetro de comparación de costos", reportó.

Especialistas aseguraron que en realidad no se trató de una compra consolidada, sino de una adquisición segmentada, donde cada una de las instancias compró lo suyo.

"Con esos 50 mil millones (que en promedio se invierten anualmente en estas compras) vas a comprar menos unidades", indicó un ex funcionario que participó en este proceso.

Refirió que cuando las compras estaban a cargo del IMSS, se licitaban entre 96 y 97 por ciento de las claves.

 "En promedio sólo quedaban desiertas de 3 a 4 por ciento de las subastas, que es lo que se tenía que comprar de manera directa. El récord fue de 2 por ciento en 2017. El porcentaje de licitaciones desiertas era marginal", señaló.

El IMSS, abundó, tenía anualmente en el área de compras alrededor de 150 personas haciendo el estudio de mercado.

"Se hacía un gran estudio de mercado a partir del mes de febrero para que con éste salieras con una gran subasta pública hacia septiembre".

Antes de 2012, señaló, el Gobierno federal compraba los medicamentos de manera segmentada y el mecanismo de compras consolidadas se implementó para generar economías de escala.

"Eran 50 mil millones de pesos al año en la consolidada; el descuento fue de 20 por ciento en términos reales, durante el sexenio el ahorro fue de 20 mil millones de pesos".

En 2012, el IMSS surtía 12 millones de recetas mensuales, y en 2017 surtía 18 millones de recetas con el mismo dinero, gracias a la compra consolidada, afirmó.

Enrique Martínez, director del Instituto Farmacéutico, centro de consultoría especializado en compra pública, sostuvo que las consolidadas de 2019 fueron un desastre a causa de la improvisación, la falta de conocimiento de cómo debería realizarse y el desorden.

"Ya había un proceso en marcha que era la consolidada del IMSS, pero con su lógica absurda de querer implementar algo distinto a lo que ya existía, demostró ser totalmente deficiente en general y, por supuesto, en manos de la Oficialía Mayor que carece de conocimientos de adquirir medicamentos e insumos para la salud y haciendo de juez y parte, no es afortunado", criticó.

Según análisis de este instituto, el mayor porcentaje de claves no licitadas había sido de 15 por ciento en 2015.