Nacional

Afirman que el ‘Góber Precioso’ podría enfrentar 6 años de cárcel

Tiene abierto un expediente por el delito de tortura el cual es considerado grave y no alcanza a tener derecho a fianza

Archivo / Agencia Reforma

Ricardo Hernánde/Reforma

jueves, 04 febrero 2021 | 11:54

Cancún— Aracely Andrade, abogada de la periodista Lydia Cacho, afirmó que Mario Marín, exgobernador de Puebla, podría enfrentar una pena de hasta seis años de prisión, pues tiene abierto un expediente por el delito de tortura el cual es considerado grave y no alcanza a tener derecho a fianza.

"Alcanza prisión de seis años, eso sería hasta el final del juicio, si se consigue. Si Mario Marín entra a juicio, su juicio puede durar hasta dos años, en promedio. Y esos dos años se restarían al final de los seis de la condena, o sea, dos años de proceso en cárcel más otros cuatro de pena", aseguró en entrevista.

De acuerdo con la defensora, lo más urgente e inmediato en el caso del ‘Góber Precioso’ es que se le dicte auto de formal prisión por su probable participación en la tortura de Lydia Cacho, a fin de que se ordene la privación de su libertad para asegurar su presencia durante el proceso penal.

"Primero, lo que vamos a trabajar ahorita y vamos a defender es que dicten el auto de formal prisión. Eso es ahorita lo que toca hacer, vamos por partes", dijo en entrevista.

Será en el Juzgado Segundo de Distrito con sede en Cancún, donde declarará Marín, aunque aún no se sabe si lo hará de manera presencial o por vía remota, como medida de protección contra el coronavirus.

Como el juicio se llevará bajo el sistema tradicional, Marín no tendrá opción a beneficios contemplados en el nuevo sistema penal acusatorio; es decir, de ser encontrado culpable, la única vía será la cárcel, acotó la abogada.

De acuerdo con la Ley para Prevenir y Sancionar la Tortura de 1991, vigente cuando se presentó la denuncia, el ex Mandatario priista sería juzgado por el artículo 5, el cual prevé penas a cualquier servidor público que instigue, complea o autorice a un tercero o se sirva de él para infligir a una persona dolores o sufrimientos graves, sean físicos o psíquicos.

Luego de 14 años, Mario Marín, quien gobernó Puebla de 2005 a 2011, fue capturado la tarde de este miércoles en la residencia de su hermana, en Acapulco.

Tras rendir su declaración ministerial en la subdelegación estatal de la Fiscalía General de la República (FGR) en Acapulco fue trasladado a Cancún, Quintana Roo, por agentes federales.

Marín arribó por la noche al Aeropuerto Internacional de Cancún y fue trasladado al Cereso de Cancún, donde pasó la noche.

La detención de Marín es una victoria, pero todavía falta justicia, para la defensa, para Lydia Cacho y para la libertad de expresión, consideró Aracely Andrade.

"Si Mario Marín entra a juicio y sale responsable en el juicio, entonces sí se hará justicia".

"Para mí es una victoria, para Lydia también lo es, pero de ahí a que se haga justicia, es otra cosa", añadió.

Además, resalta Andrade, aún queda pendiente la captura del empresario Kamel Nacif y del jefe de la Policía en tiempos de Marín, Hugo Adolfo Karam Beltrán, sobre quienes pesan órdenes de aprehensión.

"Sabemos perfectamente dónde está Nacif, el Fiscal ha dicho que está en el Líbano, pero no se ha podido obtener su captura. Y Hugo Adolfo Karam Beltrán no sabemos debajo de qué piedra está", dijo Andrade.

Vale recordar que, a inicios de diciembre, un tribunal federal ordenó, de nueva cuenta, las aprehensiones tanto del ex Gobernador poblano, Mario Marín, como de el jefe de la Policía, Hugo Adolfo Karam Beltrán, y el empresario Kamel Nacif por las virtuales torturas Cacho en 2005.