Nacional

Alertan de otros males en niños por Covid-19

Con Covid-19 y cierre escolar, el aumento de peso, la ansiedad y el estrés aquejan a niños en México y preocupan a padres y organizaciones

Reforma

Jorge Ricardo/Reforma

jueves, 10 septiembre 2020 | 09:31

Ciudad de México.- Con el Covid-19 y el cierre de escuelas, padres y madres de familia tienen otra preocupación: sus hijos han engordado o bajado de peso y padecen ansiedad y estrés por el encierro y cansancio de la vista debido a las clases por televisión y más exposición a las pantallas.

En un país que ya tenía el primer lugar en el mundo en obesidad infantil, la situación prende las alarmas.

"Mi hijo de sexto grado ha estado engordando de una forma impresionante. Era representante de su escuela de natación y atletismo y hoy todo el tiempo quiere estar comiendo. Hace 15 días le compré lentes. Al otro, el que pasó a prepa, también le compré. Gasté 6 mil por los dos", dijo Paulina Díaz Marín, de la Ciudad de México.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ya informaba en 2017 del récord mexicano en obesidad infantil en el mundo.

En su reporte de julio pasado, precisó que el 35.6 por ciento de los niños en edad escolar padecían sobrepeso y obesidad, es decir, más de 9 millones de estudiantes si se toma en cuenta que en México había 25 millones 447 mil 467 alumnos entre preescolar y secundaria hasta 2019.

"A mis hijas su horario se les descompuso. Se despiertan y se duermen tarde y se la pasan sentados viendo sus clases o la televisión o su celular. Sentados y comiendo. Llevan una vida sedentaria", lamentó el profesor de secundaria y padre de tres niñas Alejandro Torres, del Estado de México.

En 2017, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) reportó que los niños pasaban más tiempo frente a la televisión que en un salón de clases: 4.7 horas al día durante todo el año, frente a las 5.4 horas diarias de aula durante los 195 días del ciclo escolar.

El director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, Simón Barquera, alertó que el confinamiento ha impulsado conductas muy poco saludables, como el consumo de alimentos más procesados que no se compensan con actividad física.

"Además, hay una mayor exposición frente a pantalla y su horario es más desordenado, por lo que no sólo hay más inactividad sino a una mayor carga de publicidad de comida chatarra", dijo.

"Al final de esta pandemia, tendremos niños con más obesidad y con peores resultados en las pruebas internacionales de aprovechamiento", sostuvo Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

La Unicef presentará hoy los resultados de la encuesta #Encovid2019, de la Universidad Iberoamericana y el Instituto Investigaciones para el Desarrollo con Equidad, sobre el impacto del virus en la salud niños y adolescentes.

El mes pasado informaron que tres de cada 10 personas de 18 años presentaban síntomas severos de ansiedad.