Nacional

Alertan por Ómicron 'combate a ciegas'

En México no se puede saber qué tanto se ha expandido la variante Ómicron, pues no hay representatividad en las muestras, según expertos

Reforma

Natalia Vitela/Reforma

lunes, 03 enero 2022 | 08:36

Ciudad de México.- A casi dos años del inicio de la pandemia de Covid-19 en México, en el país no hay forma de saber qué tanto se ha expandido la variante Ómicron de SARS-CoV-2, pues aunque técnicamente hay laboratorios capaces de analizarlo, no existe representatividad en las muestras, coincidieron expertos.

 Malaquías López Cervantes, académico e investigador de la Facultad de Medicina de la UNAM, advirtió que existe una simulación en decir que se conoce el curso que ha tomado la epidemia, lo cual ha costado muchas vidas.

"La pregunta sería: 'Qué tanto se ha distribuido Ómicron en México'. La respuesta es: 'No tenemos manera de saberlo', porque no hay un esquema de pruebas, por lo menos como se prometió originalmente, con un sistema centinela que nos pueda decir cuántas personas se están infectando.

 "No tenemos un esquema de reconocimiento y de detección y mucho menos de las personas que se infectaron para saber cuál es la variante que los está afectando", lamentó.

 Para el experto, no se ha tenido el suficiente conocimiento y preparación para diseñar y mantener en operación un sistema que vigile todas las condiciones del virus en la vida real.

"Además, dado que es posible que haya muchos casos asintomáticos, eso de que tenemos 20 o tenemos 50 no significa nada.

 "Dos años de pandemia no han servido para que aprendan la importancia de conocer a tiempo no sólo cuántos contagios están ocurriendo, sino cuál está siendo la forma en que esos se adquieren y el resultado que tienen".

 Mencionó que ante la carencia de pruebas, al principio de la emergencia sanitaria, alguien moría por Covid y se catalogaba como neumonía de origen desconocido.

 Por su parte, Andreu Comas, miembro del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica, aseguró que los niveles de muestreo en el País son muy bajos, como en el periodo mayo-junio del 2020.

 "Al tener tan bajo muestreo, la epidemia está subrepresentada y no podemos medir bien su impacto y tampoco podemos cortar la cadena de transmisión", advirtió.

 El especialista indicó que con ello no es posible detectar a tiempo los casos y los contactos, con lo cual no se puede aislar y cortar el contagio ni darles atención temprana.

 "Al perpetuar la transmisión, existe mayor riesgo de que nuestros pacientes tengan Covid largo; que los niños se infecten y si el brote es muy grande tengan neumonía o Covid largo o fallezcan, además de que incrementa el riesgo del surgimiento de nuevas variantes", explicó.

Comas afirmó que la pobre vigilancia hace que no se pueda evitar la expansión de brotes, la llegada de nuevas variantes y que no se detecte el surgimiento de nuevas variantes.