Nacional

Aplazan a 2022 demanda contra fabricantes de armas

Las ocho empresas fabricantes informaron este martes a la Corte Federal en Boston que llegaron a un acuerdo con el Gobierno de México

Archivo/ Agencia Reforma

Víctor Fuentes/Reforma

miércoles, 01 septiembre 2021 | 14:34

Ciudad de México.- La demanda civil de México contra fabricantes de armas en Estados Unidos que iniciaría proceso preliminar en septiembre se aplazará, por lo menos, hasta el cierre de febrero de 2022.

Las ocho empresas fabricantes de armas informaron este martes a la Corte Federal en Boston que llegaron a un acuerdo con el Gobierno de México para calendarizar la presentación de mociones para desechar la demanda por improcedente, así como las réplicas respectivas, proceso que originalmente iba a iniciar en septiembre.

El posible desechamiento de la demanda, por cuestiones como la falta de jurisdicción de la Corte para fallar por hechos de violencia ocurridos en México, es un tema preliminar que deberá ser resuelto antes de que se llegue a la etapa de juicio.

Las empresas, tanto de manera conjunta en algunos temas, como por separado en otros, tendrán hasta el 22 de noviembre para presentar sus mociones de desechamiento al Juez Dennis F. Saylor.

México, que es representado por el despacho Hilliard Shadowen LLC, tendrá hasta el 31 de enero de 2022 para contestar las mociones, y las empresas hasta el 28 de febrero del mismo año para sus réplicas.

"Todas las demandadas anticipan que presentarán mociones para desechar. Las demandadas anticipan que algunos temas en estas mociones se superpondrán de manera significativa, por lo que consideran que un solo escrito será la manera más eficiente de presentar estos temas a la Corte", explica el documento presentado ayer.

Agrega que las partes han acordado que esta será la mejor manera de no abrumar a la Corte con múltiples documentos, por lo que no se pretende retrasar injustificadamente el proceso.

En los próximos días, el juez fijará fecha para su primera audiencia con las partes.

El pasado 4 de agosto, México presentó esta demanda para reclamar a las fabricantes de armas el pago de daños y perjuicios, daños punitivos e incluso un porcentaje de sus ganancias, así como múltiples medidas preventivas para evitar el tráfico hacia territorio nacional, donde 70 a 90 por ciento de las armas involucradas en hechos de violencia vienen de Estados Unidos.

"Esta ola de armas (hacia México) no es un fenómeno natural o una consecuencia inevitable del negocio o las leyes de armas de Estados Unidos. Es el resultado previsible de las acciones deliberadas y las prácticas de negocio de las demandadas", afirma.

Las empresas demandadas son Smith & Wesson, Barrett Firearms, Beretta, Century International Arms, Colt´s Manufacturing, Glock Ges, Sturm, Ruger & Co, e Interstate Arms, así como algunas filiales y matrices.

En Estados Unidos, es extraordinariamente inusual que un caso civil federal llegue a juicio, por los enormes costos para todos los involucrados, que prefieren negociar.

Entre marzo de 2019 y marzo de 2020, sólo 2 mil 84 de las 244 mil 814 demandas civiles en las que alguna corte federal dictó acuerdo inicial llegó a la etapa de juicio, con o sin jurado, apenas el 0.8 por ciento.