Nacional

Aplazan audiencia de Collado por fraude fiscal

Un juez federal aplazó para el próximo domingo la audiencia en la que Juan Collado será imputado de presunta defraudación fiscal de 36 mdp

Reforma

Abel Barajas/Reforma

miércoles, 26 agosto 2020 | 11:14

Ciudad de México.- Un juez federal aplazó para el próximo domingo a las 10:00 horas la audiencia en la que Juan Collado será imputado de una presunta defraudación fiscal de 36 millones de pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR), correspondiente a 2015.

Juan Carlos Ramírez Benítez, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, pospuso la diligencia por pedido de la defensa, que argumentó que no había tenido acceso al expediente de la imputación y necesitaba unos días para estudiarla.

"Todavía no tenemos conocimiento total, precisamente por eso se difirió la audiencia para que podamos enterarnos de la misma y una vez que tengamos pleno conocimiento, desde luego habrá alguna declaración para esclarecer el hecho", dijo Javier López, defensor de Collado.

Según informes recabados, la Fiscalía General de la República (FGR) entregó hace unos días el disco con el expediente de esta nueva imputación a la defensa de Collado, sin embargo, los abogados no pudieron abrirlo y lo solicitaron de nueva cuenta.

El viernes pasado, la FGR les entregó el disco y este miércoles, ante el volumen del expediente, los abogados requirieron unos días más para preparar la defensa, mismos que fueron autorizados.

De acuerdo con informes recabados, la FGR imputa a Collado una presunta defraudación fiscal equiparable por alrededor de 36 millones de pesos correspondientes al ejercicio de 2015, por concepto de ISR.

Para Collado esta será la segunda causa penal en su contra, pues actualmente está procesado por lavado de dinero y delincuencia organizada, delitos por los que fue detenido y encarcelado el 9 de julio de 2019.

En ese primer expediente, le atribuyen haber participado en la presunta compra-venta simulada del edificio de la sociedad financiera popular Caja Libertad, en Querétaro, por una suma de 156 millones de pesos, operación que le habría traído un beneficio personal de 24 millones de pesos.