Nacional

Aprovecha crimen la contingencia

Bandas del crimen organizado, portando batas blancas, cubrebocas y equipo sanitizante instalan falsos retenes

Reforma

Benito Jiménez / Reforma

domingo, 17 mayo 2020 | 14:50

Ciudad de México.-  Bandas del crimen organizado, portando batas blancas, cubrebocas y equipo sanitizante instalaron durante la emergencia sanitaria por el Covid-19 retenes falsos para detener camiones bajo el argumento de "desinfectar" la unidad o checar la temperatura del operador.
Ésta práctica disparó el robo a transporte en el segundo bimestre del año (marzo-abril) en comparación con el primero (enero-febrero) en un 63 por ciento en Tlaxcala, 54 por ciento en Veracruz, 38 por ciento en Puebla, 35 por ciento en la Ciudad de México, 25 por ciento en Guanajuato y 18 por ciento en el Estado de México, alertó Víctor Manuel Presichi Amador, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV).
"El miedo y la incertidumbre de los operadores ante el brote del Covid-19, es aprovechado por los delincuentes para efectuar los asaltos con armas de alto poder, despojándoles de vehículos, mercancías e inclusive sus pertenencias personales. Otra modalidad es colocar rocas en las vías para obligar a los transportes a detenerse y poder ejecutar el atraco", alertó.
Debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19, el flujo de vehículos particulares en la red de caminos federales y autopistas del país disminuyó entre 60 y 70 por ciento.
"En contraparte, el sector autotransporte no ha detenido sus servicios de carga y pasaje, pues son consideradas actividades económicas esenciales, en consecuencia los transportistas son más proclives a caer en estos falsos retenes", añadió el especialista.
Los robos, además de los camiones de carga que circulan en las carreteras, también se extendió a los de reparto local.
"Tal como lo había estimado el sector de la telemetría, la pandemia provocada por el virus del Sars-CoV2 (Covid-19) ha comenzado a afectar significativamente al transporte carretero de mercancías, principalmente al relacionado con víveres y alimentos no perecederos con empaque", refirió la asociación en un estudio.
Estableció que al cierre de abril se registraron a nivel nacional un total de 324 robos a camiones pesados y 192 a vehículos de menor tonelaje utilizados comúnmente para reparto y distribución local, el remanente fueron particulares y otras modalidades de transporte.
"El incremento general a nivel nacional fue del 7 por ciento medido bimestralmente . De acuerdo con reportes de los 44 miembros de la ANERPV, la crisis sanitaria por Covid-19 es aprovechado por el crimen organizado para atracar camiones pesados de carga.
"Especialmente los que trasladan productos de consumo alimenticio, seguido de los automotores empleados en la distribución secundaria (camionetas para reparto local de 1.5 a 3.5 toneladas) para el nicho de abarrotes y formatos de conveniencia (venta al detalle). Los horarios más recurrentes son a partir de las 4:00 de la mañana que es cuando comienzan a salir las unidades cargadas", alertó el documento.
La asociación destacó que la situación de incremento en Puebla, entidad que en 2019 llegó a ser la número 1 en robos al transporte de carga, principalmente sobre la ruta San Martin Texmelucan a La Tinaja, Veracruz, generó preocupación en los sectores autotransporte y de rastreo satelital.