Nacional

Arma INE frente con Córdova; acusa intromisión

Ante iniciativa de recortar presidencia del INE, la Junta General Ejecutiva del Instituto exigió a diputados no intervenir en el organismo

Reforma
Reforma

Reforma

jueves, 28 noviembre 2019 | 14:56

Ciudad de México.- De manera inusual, los 17 integrantes de la Junta General Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) exigieron a la Cámara de Diputados no intervenir en la vida interna del organismo. 

Esto, ante la iniciativa del diputado de Morena, Sergio Gutiérrez, y respaldada por 160 legisladores, de recortar el periodo del consejero presidente Lorenzo Córdova, a fin de que concluya su cargo el próximo año.

"Es lamentable la reciente andanada en contra del Instituto y de quienes -consejeras y consejeros- lo dirigen. Lamentamos y rechazamos la reciente iniciativa legislativa que busca disminuir, sin sustento racional, la duración de la presidencia del Consejo General, para poner un supuesto nombramiento rotativo, al servicio de los vaivenes políticos en la Cámara de Diputados", expone la Junta en un pronunciamiento.

"Lo decimos sin ambages: esta iniciativa de decreto, como otras presentadas recientemente en la misma lógica, son una clara e injustificada intromisión en la vida interna del Instituto y una flagrante violación a la autonomía del INE plasmada por el propio Legislativo en la Constitución Política del País".

Este organismo interno está conformado por titulares de direcciones ejecutivas, coordinaciones y unidades que dirigen el Instituto, algunos con 20 años dentro del organismo.

Argumentan que tener una presidencia del Consejo General por nueve años -a Córdova se le eligió en el 2014- es para garantizar que ese nombramiento no respondiera a los ciclos electorales.

"Hoy se busca la disminución de ese periodo para afectar la conducción del árbitro electoral, lo que atenta directamente contra su autonomía. Hay que repetir el argumento ad nauseam: un árbitro independiente y autónomo es la mejor garantía para la recreación en paz de la democracia", insistió.

"De renovarse la Presidencia cada tres años, a la víspera de cada proceso electoral federal, cambiaría la conducción del Instituto, lo cual desestabilizaría y sometería el proceso a una carga política adicional por el nombramiento. Por ello para la Junta resulta preocupante un eventual rompimiento de la continuidad".

Los miembros de la Junta pidieron a la Cámara de Diputados analizar con cuidado la iniciativa.

"Exhortamos a los legisladores que conforman el Congreso de la Unión y las 32 legislaturas locales a analizar detalladamente las implicaciones de una reforma constitucional de esta magnitud que, de prosperar, significaría un retroceso en la certidumbre de las reglas vigentes y, por tanto, en la confianza en los resultados electorales", se agregó en el comunicado firmado por los funcionarios de primer nivel.