Nacional

Arranca 11 de octubre demanda de UIF contra García Luna

Para recuperar inmuebles supuestamente adquiridos con parte de 250 mdd obtenidos por contratos ilegales

Archivo / Agencia Reforma / García Luna, exsecretario de Seguridad

Víctor Fuentes
Agencia Reforma

jueves, 30 septiembre 2021 | 20:48

Ciudad de México— Un juez de Miami fijó para el 11 de octubre la primera audiencia en la demanda civil presentada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para recuperar inmuebles supuestamente adquiridos con parte de 250 millones de dólares que el ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y otras siete personas, habrían obtenido por contratos ilegales con el Gobierno mexicano.

El juez William Thomas, de la Corte del Décimo Primer Circuito Judicial en Miami-Dade, notificó este miércoles que el 11 de octubre presidirá una conferencia inicial de administración del caso con las partes, por videoconferencia.

La Corte también advirtió a todas las partes que, por tratarse de un litigio clasificado como complejo, los abogados principales están obligados a sostener reuniones para tratar de negociar los temas preliminares del caso, antes de que se desahoguen audiencias formales ante el juez.

Ninguna moción será tramitada por la Corte si no hay constancia certificada de estas pláticas previas.

La UIF es representada por el despacho Krupnick Campbell Malone, de Fort Lauderdale, mientras que está por verse quienes defenderán a los demandados, que además de García Luna -preso en Nueva York desde 2019-, incluyen a: el ex subsecretario de Tecnologías de la Información de la SSP, José Francisco Niembro González, y a su esposa Martha Nieto Guerrero.

También a la esposa de García Luna, Linda Cristina Pereyra, y a sus socios y supuestos prestanombres, los empresarios Mauricio Weinberg López, Jonathan Weinberg Pinto, Sylvia Pinto de Weinberg y Natan Wancier Taub.

El principal blanco de esta demanda son 19 departamentos en Miami, que están a nombre de diversas sociedades de responsabilidad limitada, comprados por los supuestos cómplices de García Luna.

Otros doce departamentos ya fueron vendidos a terceras personas, por un total de 17.2 millones de dólares.

Se mencionan también 25 vehículos, incluidos un Ferrari California, un Ferrari Spider, un Lamborghini Huracán, un Lamborghini Gallardo, un Rolls Royce Ghost, un Bentley GTC y un Maserati Levante, todos comprados por la familia Weinberg.

Niembro González, en tanto, es demandado por un departamento en el condominio Bellini Williams Island, adquirido en octubre de 2013 por 1.2 millones de dólares, y puesto a nombre de su esposa en 2017.

El trámite del caso, previo a un eventual juicio, puede tomar varios años, y su éxito dependerá de que la UIF persuada al juez Thomas de que los contratos que recibió Nunvav, la empresa de García Luna, fueron ilegales.

En el sexenio pasado, Nunvav ganó contratos de la Secretaría de Gobernación por 2 mil 623 millones de pesos y 74 millones de dólares.

Según la demanda, García Luna -quien no era funcionario desde 2012- arregló mediante sobornos, manipulación de ofertas o corrupción que sus cómplices no tuvieran problemas del lado del Gobierno mexicano por dichos contratos.

"Comenzando en 2012, y continuando al menos hasta 2018, el demandado García Luna y personas actuando bajo su dirección, ilegalmente obtuvieron al menos 250 millones de dólares del Gobierno de México, mediante un complicado esquema de contrataciones públicas ilegales, y transfirieron esos fondos a los Estados Unidos y otros lugares", dice la demanda.

"Los fondos ilegalmente tomados del Gobierno de México fueron usados para construir un imperio de lavado de dinero que incluye al menos 30 empresas localizadas principalmente en Florida, al menos treinta inmuebles, múltiples automóviles y navíos, y fondos sustanciales en cuentas bancarias", agrega.