Nacional

Aseguran mansión que AHMSA regaló a Lozoya

Pegaron los sellos de aseguramiento en la casa del condominio Quinta Mar de Ixtapa

Reforma
jueves, 11 julio 2019 | 20:19

Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) aseguró esta tarde la casa de la esposa de Emilio Lozoya en Ixtapa, la cual presume que fue adquirida con fondos de un soborno que Altos Hornos de México (AHMSA) le habría pagado al ex director de Pemex. 

De acuerdo con informes de la dependencia, agentes del Ministerio Público Federal y de la Policía Federal Ministerial pegaron los sellos de aseguramiento en la residencia de Marielle Helene Eckes, en el condominio Quinta Mar de Ixtapa, que tiene una extensión de 3 mil 578 metros cuadrados.
La medida precautoria sobre el inmueble fue dictado dentro de la carpeta de investigación FED/SEIDF/CGI-CDMX/0000/117/2017, que integra la Subprocuraduría de Delitos Federales y de la cual derivó la orden de aprehensión por lavado de dinero contra Eckes, el pasado 4 de julio.
En la misma indagatoria, un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte también ordenó las capturas de Lozoya, su hermana Gilda Susana Lozoya, su madre Gilda Austin y Nelly Maritza Aguilera Concha, quien vendió la casa.
Marielle Helene Eckes adquirió el inmueble en el condominio Quinta Mar de Ixtapa por una suma de 1.9 millones de dólares, en julio de 2013, de acuerdo con las investigaciones de la FGR.
Los indicios por los cuales la Fiscalía presume el lavado de un dinero procedente de un soborno son dos: por un lado, operación de compra la hizo la esposa de Lozoya a través de Juan Carlos Quintana Serur, abogado al que otorgó un poder de representación.
Quintana Serur en aquel momento estaba contratado como secretario de los comités de auditoría y de prácticas societarias de AHMSA, un cargo externo a la empresa.
El otro dato es que el 31 de julio de 2013, unos días después de la compra de la casa, una filial de Pemex aprobó la adquisición de la planta chatarra de Agro Nitrogenados en el complejo de Pajaritos, Veracruz, por un monto de 273 millones de dólares.