Nacional

Asfixia pandemia actividad turística

En el arranque del 2021 el escenario no parece ser halagüeño para Guanajuato que está en semáforo rojo

Reforma

Jorge Escalante/ Reforma

domingo, 31 enero 2021 | 07:55

Guanajuato- La pandemia por Covid-19 asfixia la actividad turística en Guanajuato y San Miguel de Allende, ambas ciudades catalogadas por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Aunque con programas emergentes de ambos gobiernos municipales y de la Administración estatal se busca la reactivación económica, durante la mayor parte de 2020 e inicio de 2021 la actividad quedó semiparalizada.

Para ambas ciudades la actividad turística es la mayor fuente de derrama económica.

En Guanajuato, por ejemplo, mientras en 2019 se registró la visita de 2.4 millones de turistas, generando una derrama de 6 mil 45 millones de pesos, en 2020 el número de visitas se desplomó en más de 60 por ciento.

Debido a la pandemia, el sector hotelero y restaurantero resultó severamente golpeado.

De las 7 mil unidades económicas con que cuenta Guanajuato, entre ellos restaurantes, hoteles, galerías de arte, bares y tiendas de autoconsumo, un total de 490 cerraron de manera definitiva, de acuerdo con Daniel Meave, director de Turismo de Guanajuato.

Asimismo, de los 40 mil empleos que genera el sector de turismo en la ciudad, la mitad se perdieron.

En la también llamada Capital Cervantina de América existen 148 hoteles, con 3 mil 755 habitaciones, pero, debido a la ausencia de turistas, al menos tres cerraron de manera definitiva.

"Muchos negocios cerraron, otros, como restaurantes, cambiaron su servicio a entrega a domicilio, otros cerraron de manera temporal. De los hoteles, se registró el cierre definitivo de 3, un total de 4 restaurantes cerraron también, así como 14 bares, y galerías de arte cerraron 8", señala Meave.

"La situación estuvo muy compleja, sobre todo de inicio, me refiero al inicio de la pandemia cuando no existió la posibilidad de hacer algo, antes de la implementación de un semáforo de reactivación económica", señala.

El funcionario municipal destaca que el Gobierno municipal encabezado por Alejandro Navarro Saldaña, con el apoyo del Gobierno del Estado, implementó estrategias de apoyo que permitieron al sector restaurantero, hotelero y comercio sobrevivir el cierre de año.

"Se abrió el semáforo de reactivación y llegaron todos los esquemas de fondeo y apoyo que permitieron que el sector se mantuviera a flote y que en alguna temporada recuperaran algo de dinero y es lo que lo mantiene ahorita en ese escenario de que pueden seguir trabajando. Lo más importante para nosotros es que no tuvieran que despedir a los empleados", explica.

Con la pandemia también cambió el esquema del Festival Internacional Cervantino que se realizó de manera virtual en octubre pasado, con lo cual el sector del turismo resultó más afectado.

Con ese festival, la ocupación hotelera en fines de semana alcanza el 85 por ciento en promedio, pero, sin la presencia de artistas y turistas, la ocupación se desplomó al 20 por ciento, de acuerdo con Meave.

Luis Espinosa, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Guanajuato, destaca que las pérdidas dentro del sector superaron los 250 millones de pesos por la ausencia de turistas en 2020.

Agrega que durante este mes de enero se resiente aún la crisis por la pandemia que mantiene en semáforo rojo a la entidad, provocando que la ocupación hotelera sea del 10 por ciento, cifra nunca antes vivida en la capital del estado.

San Miguel sufre

Durante cuatro años consecutivos, de 2016 a 2019, San Miguel de Allende fue considerada la Mejor Ciudad del Mundo, de acuerdo con la revista de viajes Travel+Leisure.

En este lugar se realizan en promedio de 800 a 900 bodas con invitados nacionales y extranjeros, pero la pandemia por Covid-19 provocó que más del 70 por ciento de estas celebraciones, que generan importante derrama económica, se suspendieran en 2020.

De acuerdo con el Consejo Turístico de San Miguel de Allende, desde el 11 de marzo del año pasado hasta el 30 de julio, el sector hotelero, integrado por 184 establecimientos, registra pérdidas por 332 millones 91 mil pesos, así como el cierre de 3 mil 665 fuentes de empleo.

Lo mismo ocurre en el sector restaurantero, donde los 175 establecimientos de alimentos y bebidas reportaron pérdidas por 33 millones 480 mil 862 pesos, con la afectación de mil 464 fuentes de trabajo.

"Como todos los destinos turísticos, sí hubo un impacto negativo con esta pandemia. Afortunadamente creo que lo paliamos muy bien desde que tomó el Municipio las medidas correspondientes para empezar a aminorar estos riesgos que nos traen la pandemia, tanto económicamente como en salud", señala el director de Turismo de San Miguel de Allende, Eddy Zamudio.

Por la contingencia sanitaria, y la ausencia de turistas, la localidad podría romper su racha de cuatro años consecutivos de ser la Mejor Ciudad del Mundo.

Tanto en Guanajuato como en San Miguel de Allende el escenario no parece ser halagüeño para 2021, porque la pandemia por Covid-19 se mantiene y el número de contagios y muertes aumenta, provocando que durante el mes de enero el estado de Guanajuato se mantenga en semáforo rojo.