Nacional

Asiste a velorio de su amigo y muere en la funeraria

El duelo que las personas por la muerte de un ser querido es una situación bastante compleja y cada quien lo sobrelleva de distintas formas

Agencias
jueves, 21 marzo 2019 | 16:37
Agencias

La muerte siempre es un tema controversial que genera miles de dudas entre las personas, pues existen teorías en torno a este acontecimiento.


Algunos dicen que al morir uno reencarna en animales, dependiendo cómo te portaste en tu vida, otros aseguran que la muerte no es el final de una persona, ya que será juzgada por sus acciones y pasará a una vida eterna en el cielo junto a Dios o en el peor de los casos, a padecer diversos sufrimientos en el infierno.


A pesar de todas estas creencias, la muerte es algo complicado para los seres cercanos al fallecido que tienen que lidiar con su ausencia.


Existen algunos ejemplos muy peculiares sobre este periodo de aceptación como una historia que te contamos hace poco sobre un joven que fue velado por más de una semana porque sus familiares esperaban que resucitara.


El duelo que las personas por la muerte de un ser querido es una situación bastante compleja y cada quien lo sobrelleva de distintas formas.


Imagínate que no resistas estar sin ‘esa persona’ y te mueras en el funeral, pues resulta que esto le pasó a una mujer al norte de México, ya que al asistir a un velorio, murió de manera instantánea en el lugar.


El Diario de Chihuahua informó que la muerta fue identificada como Guillermina Quezada Días, de 87 años de edad, quien murió en una funeraria.


Guillermina se desvaneció repentinamente y fue revisada por los asistentes que se percataron de que la mujer de la tercera edad ya no contaba con signos vitales.


El asombroso acontecimiento sucedió el día de ayer en un establecimiento ubicado en la intersección de las calle Félix U. Gómez y Francisco Sarabia en Camargo, Chihuahua.


Los primeros reportes forenses señalaron que la mujer murió de un infarto agudo al miocardio en el momento del funeral, lamentablemente sus familiares y conocidos no pudieron hacer nada por ella porque falleció al instante.


El cuerpo de la anciana fue levantado y llevado a la morgue para la autopsia de ley.


Este caso nos recuerda al de un viejito que al enterarse del fallecimiento de su esposa, murió ocho horas después.


Fuente: www.lanetanoticias.com.mx