Nacional

Avalan cárcel a quien nalguee a hijos en Jalisco

Jalisco aprobó reformas que castigan con hasta 5 años de cárcel, o pérdida de tutela, a quien nalguee a sus hijos de manera severa

Reforma

Martín Aquino/Reforma

viernes, 11 septiembre 2020 | 11:25

Guadalajara, Jal.- En Jalisco, los papás que den nalgadas a sus hijos de manera innecesaria o severa podrían terminar en prisión o perdiendo la tutela del menor de edad.

A propuesta del Gobernador Enrique Alfaro, el Congreso de Jalisco aprobó este jueves reformar los Códigos Penal y Civil del Estado, así como la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, limitando el derecho de corrección de los podres o tutores, pues queda prohibido el castigo corporal severo.

Las reformas establecen que la patria potestad confiere derecho, deber y responsabilidad de aplicar la corrección disciplinaria de manera prudente y moderada a hijos a través de la crianza positiva, pero de ninguna manera podrá ser por medio de maltrato o violencia que atente contra la dignidad humana, quedando prohibido el castigo corporal severo o innecesario.

"Castigo corporal o físico (es) todo castigo en el que se utilice de manera severa o innecesaria la fuerza física y tenga por objeto causar cierto grado de dolor o malestar", indica una de las modificaciones legislativas.

Incumplir estas disposiciones podrá significar castigo de seis meses a cinco años de prisión, así como la posible pérdida de la custodia que se tenga respecto de la víctima.

De acuerdo con el diputado del PAN, Hernán Cortés Berumen, con estos cambios legislativos que entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado, cualquier menor podrá denunciar cuando sea víctima de castigo corporal severo o innecesario; el nivel de agresión que permitirá definir si procede la denuncia, deberá ser determinado por un juez.

Cualquier persona que atestigüe la agresión contra un menor, también podrá denunciar el hecho, una opción sería marcando al número telefónico de emergencias 911, donde tendrían que canalizar el asunto al área correspondiente, o acudiendo a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.