Nacional

Avalan flexibilizar adquisición de deuda a estados

La Comisión de Hacienda sesionó este lunes

Martha Martínez, Reforma

lunes, 19 octubre 2020 | 22:40

Cd. de México (19 octubre 2020).- Para evitar la insolvencia de gobiernos locales ante las actuales crisis sanitaria y económica, la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados aprobó reformas que permiten a los estados y municipios contratar deuda y renegociar ésta sin el aval del Congreso local ante casos de emergencias sanitarias y desastres naturales.

Con 26 votos a favor de Morena, PAN, PRI y Movimiento Ciudadano, dos en contra del Partido del Trabajo y una abstención del ex subsecretario de Egresos, el priista Fernando Galindo, la Comisión avaló el dictamen que modifica la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios y otro que expide una nueva ley en la materia.

La reforma establece que las entidades federativas y los municipios podrán adquirir obligaciones de corto plazo a través de la emisión de mercados bursátiles siempre que éstas no excedan el 6 por ciento de los ingresos aprobados en su ley de Ingresos, queden totalmente pagadas a más tardar tres meses antes de que concluya el periodo de Gobierno y sean inscritas en el Registro Público Único.

"Las entidades Federativas y los Municipios podrán adquirir obligaciones a corto plazo a través de la emisión de valores en el mercado bursátil de conformidad con la Ley del Mercado de Valores y las disposiciones de carácter general que derivan de la misma", indica.

El dictamen señala que cuando el PIB registre una caída mayor al 5 por ciento en términos reales, las entidades federativas podrán reestructurar la deuda celebrada en el ejercicio anterior a aquel en el que se observó la caída del PIB.

Además, establece que las reestructuraciones en las que se realicen modificaciones contractuales de forma a los financiamientos y obligaciones, no se requerirá de la autorización de la Legislatura local cuándo éstas ocurran en un contexto de emergencia sanitaria o por desastres naturales.

"En caso de presentarse situaciones extraordinarias por la ocurrencia de desastres naturales que cuenten con declaratoria emitida en términos de la Ley General de Protección Civil y/o emergencias sanitarias declaradas por la autoridad competente en materia de salubridad general, los entes públicos podrán realizar la reestructuración de los financiamientos sin contar con autorización de la Legislatura local", señala.

El perredista Antonio Ortega indicó que con estas modificaciones los legisladores reconocen una situación de emergencia que la ley no consideraba, al no prever la necesidad de darla a los estados y a los municipios con deuda, las condiciones de aligerar sus obligaciones y poder atender la emergencia sanitaria y sus consecuencias económicas.

El perredista advirtió que hay una agresión del Gobierno federal hacia los estados y los municipios, lo cual se expresa en el hecho de que desde el inicio de la actual Administración éstos han sufrido una caída de recursos de casi 300 mil millones de pesos.

Ortega aseguró que la iniciativa no tiene dedicatoria sino que su objetivo es aligerar las finanzas de los estados y de los municipios.

La reforma avalada señala que ante situaciones extraordinarias por la ocurrencia de desastres naturales que cuenten con declaratoria emitida en términos de la ley o una emergencia sanitaria.

El petista Óscar González Yáñez advirtió que es una medida insuficiente y de poco alcance. Además, advirtió que los únicos beneficiarios de esta medida son los banqueros que ya se están frotando las manos.

El legislador criticó que se trate de una medida generalizada a pesar de que no todos los gobernadores o presidentes municipales han demostrado ser buenos administradores o haber puesto en marcha medidas de austeridad en sus administraciones.

González Yáñez demandó a los legisladores que analicen caso por caso las finanzas de los estados, y a partir de las conclusiones que dicho ejercicio arroje, tomar la determinación de a quien sí y a quien no apoyar.