Nacional

Avanza en comisiones reforma judicial

La reforma judicial fue aprobada en comisiones, por lo que pasará ahora al Pleno del Senado para su discusión

Reforma

Mayolo López/Reforma

viernes, 27 noviembre 2020 | 11:59

Ciudad de México.- Morena empujó en comisiones del Senado, con cambios mínimos al proyecto original de la "Ley Zaldívar", la reforma al Poder Judicial que impulsó el presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, y que respaldó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el curso del día, la reforma pasará al Pleno para su discusión y eventual aprobación. La Oposición resaltó el hecho de que la reforma concentrará más poder en las manos de Zaldívar.

Morena aceptó que las decisiones del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) sean impugnables, aunque así está en el texto vigente.

"Qué bueno, nada más que eso es regresar a las cosas del estado actual: ahorita se puede. No logramos algo con la reforma", explicó el panista Damián Zepeda.

"Esta reforma es negativa. De 8 puntos, dos pudieran considerarse positivos, como la carrera judicial. Sí se compuso un poco, pero sigue siendo negativa. Traía seis balas, pero ahora trae cuatro". 

El morenista Germán Martínez, que votó en contra, deploró que no se separen las funciones del Consejo de la Judicatura Federal -que están en manos de Arturo Zaldívar- de las del tribunal constitucional, tal y como lo recomendó el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM e, inclusive, las Naciones Unidas.

"Debe separarse la función de juzgar y de administrar de las de gobernar al Poder Judicial", dijo Martínez.

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, afirmó que se trata de una reforma parcial e incompleta.

 "Concentra en un sólo órgano, el Consejo de la Judicatura Federal, facultades excesivas y esto, al amparo de las circunstancias por las que atraviesa el País, no se puede ni se debe permitir", expresó Delgado.

"Concentra decisiones y no colegiar decisiones siempre será un gran pendiente. Es sólo para perpetuar esas críticas en las décadas de Gobiernos del PRI y del PAN. Se exhiben como lo mismo que criticaron", resumió el también emecista Juan Zepeda.

Por el PRI, Claudia Ruiz Massieu y Sylvana Betlrones se abstuvieron por considerar que se trata de una reforma incompleta.

El perredista Miguel Ángel Mancera también se abstuvo por la misma consideración.

La reforma comprende la consolidación de la carrera judicial para todas las categorías, a la que se accederá mediante concurso de oposición. La limitación a la discrecionalidad de nombramientos otorgados por jueces y magistrados. El establecimiento de políticas que orienten las determinaciones del Consejo de la Judicatura Federal en materia de adscripciones, readscripciones, reincorporaciones y ratificación de juzgadores.

Además, el reforzamiento de las facultades institucionales del combate a la corrupción y al nepotismo; impulso a la capacitación y profesionalización del personal a través de la creación de una Escuela Judicial; fortalecimiento del Instituto Federal de la Defensoría Pública, de manera que los defensores públicos se conviertan en verdaderos abogados de los pobres.

La reforma crea Plenos Regionales en sustitución de los Plenos de Circuito, encargados de resolver las contradicciones de tesis en los circuitos sobre los que ejerzan jurisdicción, así como todos los conflictos competenciales que se susciten en el País entre órganos jurisdiccionales.

El texto que podría ser aprobado por el Pleno más tarde incorpora la la transformación de los Tribunales Unitarios de Circuito en Tribunales Colegiados de Apelación, con una integración colegiada que asegure mejor calidad y mayor certeza en sus resoluciones.

Además, una modificación al sistema de jurisprudencia para fortalecer los precedentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a fin de que la doctrina constitucional que genere enmarque la labor del resto de los órganos jurisdiccionales del País.