Nacional

Buscan que salario mínimo no se fije por debajo de la inflación

Este ingreso perdió más de 70 por ciento de su poder adquisitivo en 40 años, señala Martí Batres

De la Redacción
jueves, 10 octubre 2019 | 23:35

Ciudad de México.- Con el objetivo de impulsar una estrategia gradual y sostenida que logre la recuperación del poder adquisitivo del salario mínimo en México, el senador Martí Batres Guadarrama propuso establecer en la Ley Federal del Trabajo que el importe de esta remuneración nunca esté por debajo de la proyección inflacionaria.

El legislador de Morena planteó modificar el artículo 85 de dicha ley, a fin de indicar que para fijar el salario mínimo se tomará en consideración “el monto del índice inflacionario del año anterior al que corresponda fijar el salario mínimo vigente, y la inflación proyectada para el año de que se trate, según las cifras oficiales del Banco de México”.

Asimismo, sugirió incluir un artículo 90 para señalar que el incremento del salario mínimo vigente en el país nunca estará por debajo de la proyección inflacionaria, emitida por el Banco de México, para el año que inicie.

Batres Guadarrama destacó que esta propuesta de reforma fue respaldada por más de 80 senadoras y senadores de todos los Grupos Parlamentarios, además de que se cuenta con el apoyo de los trabajadores y de muchas organizaciones empresariales.

Explicó que el salario mínimo en México difícilmente cumple con la obligación constitucional de ser suficiente para satisfacer las necesidades básicas de las familias y personas. Refrió que, de 1976 a 2016, este ingreso perdió más de 70 por ciento de su poder adquisitivo.

Esos años dejaron al salario mínimo en apenas la cuarta parte de lo que correspondía en 1976, haciéndolo el más bajo de América Latina. Es apenas superior al de Haití y al de Nicaragua, agregó.

Indicó que el salario mínimo mensual mexicano equivale a 160 dólares. Sin embargo, en los países centroamericanos, esta remuneración es superior a los 200 dólares mensuales. “Esto nos habla de que no sólo disminuyó el salario mínimo con respecto a los máximos del país, sino también respecto a los referentes internacionales”.

Destacó que el actual gobierno de la República inició un proceso de recuperación del salario mínimo y hace un año propició un aumento nominal de 16 por ciento. Esta medida, resaltó, permitió el mayor incremento en 36 años de manera efectiva por arriba de la inflación y alentó el mayor aumento al salario general en los últimos 18 años.

Por este motivo, Martí Batres expuso que se plantea esta reforma a la Ley Federal del Trabajo, con el objetivo de establecer una estrategia sostenida de incremento al salario mínimo.

Dejó en claro que para recuperar los niveles que este nivel de ingreso tuvo en 1976, se tendría que cuadruplicar; es decir, aumentar en 400 por ciento aproximadamente, algo que no no puede suceder de un año a otro, por lo que este incremento debe darse a lo largo del tiempo y con una estrategia sostenida.

La iniciativa fue turnada a las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos Segunda.