Nacional

Buscan quitar control a Romero Deschamps

Disidentes a Romero Deschamps, quien está acusado de corrupción ante FGR, cabildean en gremio petrolero para quitarle control de sindicato

Reforma
sábado, 09 marzo 2019 | 12:53
Reforma

Ciudad de México.- Diversos movimientos disidentes a Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero, cabildean en las 36 secciones del gremio para arrebatar el control al ex senador del PRI, actualmente acusado de corrupción y enriquecimiento ilícito ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Algunas cartas que se barajean entre los petroleros, para tomar liderazgo de la cúpula sindical son María de Lourdes Díaz, representante del Movimiento Nacional de Transformación Petrolera, abierta simpatizante del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, el tabasqueño Mario Rubicel Ross, del Movimiento Nacional de Petroleros, respaldado por Morena; y Sergio Carlos Morales dirigente del Frente Nacional Petrolero, quien también abandera las propuestas de la Cuarta Transformación en el rescate a Pemex.

Otro que levanta la mano es Omar Toledo, presidente de la Unión Nacional para el Desarrollo Profesional, Económico y Social de los Trabajadores de la Industria Petrolera, y que demuestra que una sentencia del Segundo Tribunal Colegiado en Materia del Trabajo, echó abajo la toma de nota que supuestamente avala a Romero Deschamps como líder sindical.

También se asoma Federico Mora Palacios, dirigente del Grupo Unido de Regeneración Sindical (GURS), que busca el voto libre y secreto en el sindicalismo nacional y rechaza la reelección a cargos de elección popular.

Apenas en enero, un grupo de la sección 47 afiliado al GURS, protestó en las plataformas de Pemex, en donde acusaron a los dirigentes Víctor Matías Hernández Colunga, secretario general seccional, y Víctor Manuel Kidnie, ex secretario general y ex diputado del PRI, de cobrarles moches hasta de 20 mil pesos por trabajar en la Sonda de Campeche.

Arturo Flores Contreras, líder del Movimiento Nacional Petroleros Activos en Evolución, quien mantiene denuncias ante la SEIDO contra Romero Deschamps, es otro aspirante a dirigir las riendas del sindicato petrolero.

En los próximos meses el sindicato deberá negociar la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo 2019-2021, por lo que les urge que FGR llame a Romero Deschamps y que la Secretaría del Trabajo anule su toma de nota ilegal, para después realizar una convención nacional petrolera y llamar a elecciones democráticas, mediante voto libre y secreto.

En entrevistas por separado, cada líder auguró que Romero Deschamps tiene los días contados al frente del gremio.

"Es inminente la salida de Romero Deschamps del sindicato, es el ícono de la corrupción de nuestro País, le atribuimos y los hemos acusado de enriquecimiento ilícito, es inexplicable la riqueza que posee, debe ser investigado, tendrá que dejar el sindicato para enfrentar un proceso penal, eso le corresponde a la FGR. A nosotros como trabajadores nos corresponde la democracia sindical, a través de una convención", dijo María de Lourdes Díaz, quien presume el respaldo de 90 mil petroleros.

Por su parte, Mario Rubicel Ross indicó que su movimiento representa el cambio verdadero para el sindicato.

"La tarea es limpiar al gremio de corrupción manifiesta, desde la venta de plazas, de contratos, huachicoleo, el objetivo es hacer a Pemex más productivo y erradicar el cáncer que no deja crecer a esta empresa, un cáncer que está en el sindicato de Romero Deschamps", estableció Ross, encarcelado siete meses en 2004 por supuesto robo calificado con violencia, acusación que presuntamente le fabricó Romero Deschamps.

Sergio Carlos Morales, consideró que el fin único es quitar de la dirigencia sindical a Romero Deschamps y sus 36 secretarios generales seccionales, y transparentar el gremio a los ciudadanos.

"El sindicato petrolero no es corrupto, somos trabajadores, somos honestos, nosotros vamos a rendir cuentas, vamos a transparentar las cuotas sindicales, los estatutos lo rigen, que los mexicanos sepan que se hace con los beneficios del petróleo, debemos los petroleros ser más productivos", manifestó Morales de la sección 45.

Omar Toledo, administrador de Plataformas Marinas de Pemex de la sección 42 zona Campeche, acusó que los trabajadores del sindicato han recibido amenazas por no estar de acuerdo con el líder.

"Desde que Romero Deschamps asumió la dirigencia del sindicato, los trabajadores han sufrido amenazas, quien no esté de acuerdo con el líder es despedido, sin que le respeten la plaza laboral, la caja de ahorro, su antigüedad"

El 6 de febrero, el otro aspirante, Arturo Flores, acudió a la SEIDO para presentar nuevas pruebas en contra de Romero Deschamps por presunto enriquecimiento ilícito de unos 150 millones de dólares.

"Estamos pugnando por elecciones libres, democráticas y secretas en el sindicato petrolero, urge un cambio en la dirigencia sindical empezando con sacar a Romero Deschamps", acusó Flores.

Romero Deschamps asumió la dirigencia nacional del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) desde 1993, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, tras la destitución de Joaquín Hernández "La Quina", por el proceso penal en su contra.

Desde entonces, el tampiqueño sumó señalamientos en su contra por delincuencia organizada, fraude, extorsión, enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y despojo de bienes al gremio, entre la complicidad de políticos del PRI.