Nacional

Cada vez más africanos solicitan refugio en México

e los 3 mil 346 africanos que pidieron refugio en México entre enero y junio pasados, 985 procedían de Senegal y 751 de Angola

Reforma

domingo, 17 julio 2022 | 15:45

CDMX.- El número de migrantes procedentes de África que solicitan refugio en México se disparó en el primer semestre de este año.

Andrés Ramírez, titular de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), reportó que en todo 2021, mil 901 africanos solicitaron esa condición, mientras que entre enero y junio de este año la cifra ascendió a 3 mil 346.

De ellos, añadió el funcionario, 985 procedían de Senegal y 751 de Angola.

De hecho, Senegal se ubicó, en el primer semestre de 2022, en el décimo lugar de los países de origen de los solicitantes de refugio en México.

Ramírez destacó además que el número de africanos solicitantes de refugio representa más del doble de los detenidos por las autoridades migratorias mexicanas.

La Unidad de Política de Migración de la Secretaría de Gobernación reportó que entre enero y mayo fueron detenidos mil 436 migrantes africanos.

De ellos, mil 88 fueron "presentados", es decir trasladados a estaciones migratorias, y 348 "canalizados", es decir enviados a albergues de la red del Sistema para el Desarrollo Integral para la Familia (DIF).

Los principales países de origen fueron Senegal, con 325; Angola, con 317; Congo, con 147, y Ghana, con 144.

En el mismo periodo de 2021 los migrantes africanos detenidos sumaron apenas 210.

¿Por qué el éxodo africano?

Localizados, en promedio, a más de 10 mil kilómetros de México, los países de origen del éxodo africano que arriba al país para intentar llegar a Estados Unidos, y más recientemente para intentar quedarse aquí, registran elevados niveles de pobreza y crisis económicas y políticas más o menos severas.

Los flujos migratorios desde esos países ha tenido históricamente a Europa como destino principal, pero desde la década pasada se consolidaron rutas hacia Estados Unidos que tienen como primeras escalas en el continente americano a Brasil y Ecuador, y cada vez más a México como zona de tránsito.