Caen cinco ‘polleros’ por violar a migrante salvadoreña en Sonora

La Agencia Ministerial de Investigación Criminal informó que hay cinco sospechosos detenidos, cuatro originarios de Sinaloa

Excélsior
viernes, 15 marzo 2019 | 21:03

Agentes de la Fiscalía de Justicia en Sonora detuvieron a una banda de polleros porque violaron, robaron y secuestraron a una mujer inmigrante de origen salvadoreño, que intentaba buscar el sueño americano cruzando la línea Internacional a través de Nogales, Arizona, hacia los Estados Unidos.

La Agencia Ministerial de Investigación Criminal informó que en total hay cinco sospechosos detenidos, cuatro originarios de Sinaloa, quienes fueron recluidos en el CERESO de Nogales a disposición del Juez Penal por el posible delito de secuestro agravado con tortura y violencia sexual, abuso sexual, lesiones que tardan más de 15 días en sanar, robo y asociación delictuosa.

La víctima de quien se omite su identidad por motivos de seguridad, es una mujer migrante de origen salvadoreño, que iba tras el sueño americano a los Estados Unidos cruzando la frontera por el desierto entre Sonora y Arizona por lo que contactó por redes sociales a uno de los imputados, que le ofreció a cambio de cierta cantidad de dinero trasladarla al vecino país.

“Al momento que supuestamente cruzaría la frontera fue capturada por otro de los participantes, quien de inmediato la privó de su libertad encerrándola en un primer domicilio ubicado en el Fraccionamiento Las Bellotas, donde estuvo un día en cautiverio, permaneció retenida en contra de su voluntad, siendo custodiada en todo momento por otra persona, y en esos momentos la despojaron de sus pertenencias y la cantidad de 4 mil dólares que era el pago pactado con el líder de la banda para trasladarla a EUA, posteriormente iniciaron las llamadas de negociación con la familia de la víctima residentes en los Estados Unidos, a quienes les exigían el pago de dinero para liberarla”, informó la Fiscalía de Justicia en Sonora. 


 Fotografías de las caras de los violadores

 

Según las investigaciones, la víctima fue trasladada a un segundo domicilio ubicado en la Colonia Colinas del Yaqui, donde permaneció en cautiverio dos días más, en dicho lugar la mujer fue víctima de vejaciones, tortura y abuso sexual, por datos obtenidos a través de pruebas periciales, y ante el temor de ser ubicados los imputados optaron por dejar a la víctima abandonada en cierto lugar, no sin antes amenazarla con no denunciar los hechos, porque tenían toda su información personal y la de su familia en Estados Unidos, y que si acaso denunciaba la matarían además de causarle daño a sus seres queridos.

“La víctima aterrada con lo acontecido y la amenaza recibida, con las huellas evidentes de la agresión ejercida en su persona, salió de la ciudad de Nogales, hasta llegar al Hospital General del Estado en Hermosillo, capital de Sonora, para recibir atención médica, lugar donde de inmediato tomo conocimiento el Agente del Ministerio Público, quien dio parte a la Vicefiscalía de Feminicidios y Delitos por Razones de Genero, y a la Fiscal General quien encomendó a la Unidad Especializada en el combate al Secuestro la investigación de los hechos, activándose de inmediato los protocolos de atención a víctimas, y ordenándose integrar la carpeta de investigación del caso”, agregó la FGJE.


 Una escopeta decomisada

 

Cuando las autoridades pudieron garantizar la seguridad de la víctima, continuaron con las indagatorias, y fue mediante acciones de inteligencia por Agentes Ministeriales de Investigación Criminal de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro y Extorsión bajo la conducción y mando del Agente del Ministerio Público, quienes se trasladaron a la ciudad de Nogales, Sonora, a realizar las pesquisas que permitieron, en primer término identificar a los partícipes de los hechos, además mediante diligencias de cateos otorgadas por la Jueza Oral de lo Penal en Nogales, se llevó a cabo el aseguramiento de las pertenencias de la víctima, tales como su teléfono celular, sus identificaciones y tarjetas bancarias, también dos armas de fuego tipo escopetas, que fueron identificadas por la víctima como las utilizadas para someterla y causarle lesiones en su integridad física, también el vehículo utilizado en los hechos fue asegurado como instrumento de delito.

Los detenidos son Marco Antonio "N" Alias el Chapo y/o El Flaco (líder) de 43 años, originario de Guasave, Sinaloa, Fausto "N" Alias El Flaco y/o El Fua, de 53 años, Originario de Guasave, Sinaloa, Federico "N", originario de Hermosillo, Sonora, Walter "N" , originario de Los Mochis, Sinaloa, e Irving "N", originario de Guasave, Sinaloa.


 Un viejo rifle decomisado, sobre una mesa

 

Las Fiscalía de Justicia afirma que la víctima se encuentra sana y salva, y recibió la asistencia jurídica, médica y psicológica por parte del personal especializado; mientras que los sospechosos enfrentan una pena máxima acumulada que supera los 100, años además que el Ministerio Público afirma que el Juez cuenta con los elementos para aplicar todo el rigor de la Ley.