Nacional

Cambian huachicol por tráfico en aduanas

El crimen intensificó operación en aduanas fronterizas y puertos marinos, en colusión con funcionarios, para introducir combustible

Benito Jiménez/ Reforma

jueves, 08 abril 2021 | 08:12

Ciudad de México.- Las bandas criminales dejaron de ordeñar ductos y ahora contrabandean gasolinas.

El crimen intensificó su operación en las aduanas fronterizas y puertos marinos, en colusión con funcionarios de Aduanas, para introducir los combustibles de manera ilegal.

Las redes operan principalmente en las aduanas de Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, y en los puertos de Altamira y Tampico, en Tamaulipas.

Fuentes federales informaron que, cada día, decenas de pipas ingresan con combustible adquirido en Texas que no es reportado en las aduanas, además de que hay importación con documentación falsa para disfrazar el combustible y evadir pago de impuestos.

Las bandas criminales también embarcan la gasolina que roban y la llevan en barcos a mar abierto y luego regresan a los puertos mexicanos con pedimentos de importación irregulares o falsos para "legalizar" las gasolinas.

"Ahora el huachicol está en comercio exterior. Roban en el Golfo, lo sacan a mar abierto y lo meten de nuevo con pedimentos de importación falsos. Como es robado, sí les convenía pagar impuestos. Ahora ni siquiera los pagan", reveló hace unos días la jefa del SAT, Raquel Buenrostro, en una reunión com Diputados.

Reconoció que existe un descontrol en los permisos de importación y que se busca poner orden.

Los reportes federales señalan que, una vez en territorio mexicano, el combustible es trasladado a gasolineras del noroeste del País que operan bajo el control y complicidad de bandas criminales.

En las últimas semanas, se aumentó la presencia de militares y marinos en las áreas de mando y supervisión de aduanas para intentar frenar la importación ilegal de diesel y gasolina.

La Secretaría de la Defensa Nacional desplegó a militares para apoyar en la vigilancia de recintos fiscales en las ciudades fronterizas.

La Unidad de Inteligencia Financiera, Guardia Nacional y Aduanas se encuentran investigando las redes criminales que operan.

La UIF está investigando la comercialización, almacenaje y transporte de combustibles para rastrear los movimientos financieros de las bandas criminales y de contrabando.

"Por tratarse de un asunto en el que está involucrado el crimen organizado, existe un trabajo de inteligencia en materia de seguridad nacional, coordinado por las fuerzas armadas", informó el SAT.

Y cae 35% recaudación

El SAT reportó una afectación en la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) por importación de gasolinas y culpó al crimen organizado.

Reportó que en el primer trimestre del año hubo una caída del 35.7 por ciento del cobro de IEPS, en relación con el mismo periodo del 2020, y que representó una disminución de 20 mil 306 millones de pesos.

En el primer trimestre del año pasado hubo 15 días de cuarentena (la última quincena de marzo), mientras que en el 2021 el País ha operado con restricciones por la pandemia.

La venta de gasolinas en enero y febrero de este año sumó 48 mil 557.3 millones de pesos, monto 25.1 por ciento inferior a los 64 mil 879.6 millones registrados en el mismo periodo de 2020.

Según la autoridad fiscal, el retroceso en la recaudación fue por la importación ilegal de combustible.

"Esta situación se presenta debido al contrabando bronco y técnico de combustibles. El contrabando bronco es el realizado por la delincuencia y el crimen organizado, que además de tener un impacto negativo en la recaudación, afecta la competencia leal en el mercado", señaló en un comunicado.