Nacional

Camino a EU... con muletas

Con secuelas de polio, usando una muleta, el salvadoreño Adelfo de Jesús Flores ha recorrido a pie más de 100 kilómetros junto a caravana

Reforma

Edgar Hernández/Reforma

miércoles, 01 septiembre 2021 | 09:20

Chiapas.- Con secuelas de la polio, usando una muleta y un palo como bastón, el salvadoreño Adelfo de Jesús Flores ha recorrido a pie más de 100 kilómetros junto la caravana que partió el fin de semana de Tapachula.

La discapacidad no lo detiene en busca de una mejor vida; su objetivo: llegar a la Ciudad de México y trabajar ahí un tiempo. 

El lunes, cuando la caravana avanzaba hacia Mapastepec, Adelfo ya iba muy cansado. Ese día pidió ayuda a los paramédicos; recibió curaciones en pies y bajo el brazo a la altura del pecho donde la fricción de la muleta le ocasionó lesiones.

Cuatro de sus hermanos ya conquistaron el llamado sueño americano. Uno más fue asesinado en 2010 cuando tenía 15 años a manos de la Mara Salvatrucha. Sin esposa ni hijos, Adelfo dice que huye para salvar su vida.

 "La delincuencia me quiere matar a mi también, solo yo me he quedado", lamenta el centroamericano.

El hombre, sentado mientras lo atienen, cuenta que sus hermanos no han podido ayudarlo porque recién llegaron a Estados Unidos. Ellos también huyeron de las pandillas centroamericanas y apenas han conseguido trabajo para pagar las deudas contraídas con los "polleros" que los ayudaron.

Este es el segundo intento del hombre de llegar a Estados Unidos, la primera vez, explica, fue en 2010 "cuando no había tantos operativos de Migración y el Ejército.

 "Llegué a California, pero cruzando me agarraron", recuerda.

Antes de llegar a México, Adelfo estuvo un tiempo en Guatemala trabajando en el campo, pero temió ser ubicado por los pandilleros por lo que decidió seguir su camino hacia el norte.

Durante los operativos de la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración (INM) para detener la caravana dice que se ha resguardado y ha sido ayudado por otros migrantes.

Por último, antes de que terminaran sus curaciones y así seguir su camino, Adelfo hizo una solicitud al Presidente Andrés Manuel López Obrador: "que nos deje pasar, que no nos detenga la migración".