Nacional

Con AMLO el país sufre el mismo dolor que con Peña y Calderón: Sicilia

“Y las consecuencias ahí están”, es “el mismo dolor, la misma muerte”, afirma

Agencias
martes, 05 noviembre 2019 | 23:10

Ciudad de México.- Un día después de que fueran asesinados nueve integrantes de la familia LeBarón, entre ellos seis menores, el poeta y activista Javier Sicilia criticó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador aplica la misma estrategia fallida contra la violencia que administraciones anteriores, ahora con el Ejército “disfrazado de Guardia Nacional”.

En entrevista con Elisa Alanís, de Milenio TV, Sicilia lamentó el asesinato de los familiares de Julián LeBarón, con quien compartió la lucha del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y acusó que con hechos como ese el país está “en el mismo lugar en que estábamos parados en 2011”, el año más violento del sexenio de Felipe Calderón.

“Este gobierno es la misma historia, repetida, pero con eufemismos, de lo que hemos vivido con el régimen de Peña Nieto y de Calderón”, acusó Sicilia.

“Estamos frente a una mentira más, de un nuevo régimen, que dice que va a cambiar las cosas, que en realidad solo acumula dolor, sufrimiento”, agregó.

Sicilia insistió en que el gobierno de López Obrador ha tratado de “maquillar” la misma estrategia, ante el crimen organizado y la violencia, tratando de hacerla lucir “más bonita”, sin embargo en la esencia sigue siendo la misma “y las consecuencias ahí están”, es “el mismo dolor, la misma muerte”.

López Obrador, dijo Sicilia, se comprometió a aplicar un proyecto integral de justicia transicional, muy complejo y con el apoyo de la comunidad internacional, para dar una verdadera respuesta al país, pero “nos traicionó” y se regresó a la misma estrategia.

“Están siendo reproductores de lo que odian, de lo que más han odiado”, dijo en la entrevista.

“También Calderón dijo que iban a respetar derechos humanos”, criticó sobre la insistencia de López Obrador en cuanto a que su gobierno aplicaría una estrategia distinta, sin dar énfasis a la violencia, aunque a su parecer se han observado los mismos resultados.

¿A qué nivel de espanto y de horror tenemos que descender?

Este gobierno, acusó Sicilia, ha aplicado con el Movimiento por la Paz lo que decía Carlos Salinas, “ni nos ven, ni nos oyen”, esto en cuanto a que no han retomado sus propuestas para pacificar el país.

“Que no nos vengan que es la herencia del pasado, esta es la herencia que asumieron y esa es su responsabilidad ahora. Frente a la herencia del pasado y los responsables del pasado, ahí está la justicia, que los llamen a la justicia. Pero con respecto a la problemática que tienen que enfrentar y que heredaron, esa es la que les tenemos que exigir”.

En una carta a Julián LeBarón, Sicilia cuestionó si después de la “espantosa masacre” no es momento de que el pueblo de México exija “una verdadera política de verdad, justicia y paz, por la que tú y tantos otros hemos luchado sin descanso, una política con la que Andrés Manuel se comprometió, que a lo largo de un año de mandato traicionó y que se mide con centenas de miles de muertos, desaparecidos, de las que las mujeres y los niños asesinados de tu comunidad son la nueva punta del iceberg”.

“¿O a qué nivel de espanto y de horror tenemos que descender para que este país, este pueblo vuelva a reaccionar? ¿Tienes tú y la comunidad de los Le Barón la palabra para convocar a la reserva moral del país, esa palabra que hace 25 años tuvo el zapatismo y hace 9 años el MPJD?

No lo sé. En todo caso, mientras te abrazo dolorosamente, no dejo preguntarme, de preguntarte y de preguntarle a todos si, después de tanto dolor, después de tantos niños, mujeres, hombres y ancianos asesinados y desaparecidos; si después de tanta rabia acumulada, después de tanto decir “¡Ya basta!”, de tanto exigir “No más sangre”, de tanto “Estar hasta la madres”, si no es ya tiempo de poner un verdadero alto a tanto dolor, a tanta muerte, a tanta humillación, a tanta mentira; si no es ya tiempo de que en el sufrimiento palpite de nuevo el corazón y la tierra pueda florecer; tiempo de que sea tiempo”.