Nacional

Con bombas y gas, pelean normalistas con policías en Chiapas

Los normalistas pertenecen a la escuela "Manuel Larráinzar", de San Cristóbal de las Casas

Reforma

Iris Velázquez / Reforma

miércoles, 22 junio 2022 | 18:25

Ciudad de México.- En segundo día consecutivo de hechos violentos, normalistas se enfrentaron con policías en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Ayer, estudiantes de la Escuela Normal de Educación Primaria "Manuel Larráinzar", de San Cristóbal de las Casas, ingresaron por la fuerza a la sede estatal de la Secretaría de Educación, prendieron fuego a documentos e hicieron destrozos al mobiliario.

Hoy, regresaron a la capital chiapaneca para exigir a las autoridades que la directora de su plantel, Ornelia Hernández Torres, sea destituida al acusar malos manejos, discriminación por su origen étnico e incremento en las cuotas escolares.

Los normalistas aventaron cohetones y bombas molotov a los policías estatales, mientras que éstos respondieron con gas lacrimógeno.

También de ambos bandos salieron volando piedras, palos y botellas.

"Nosotros venimos arrastrando esta problemática desde enero, haciendo del conocimiento de la Secretaría de Educación, de la Secretaría de Gobierno, sin embargo, siempre hubo caso omiso al igual que ahora, ahora nos reprimieron", refirió una estudiante que justificó esta manera de protesta.

"Al Gobierno no le importa escuchar nuestras necesidades, cuando en su campaña prometió escuchar a su pueblo, cuando en un principio prometió una Cuarta Transformación, cuando es una transformación de cuarta. Vamos a seguir en pie de lucha hasta que sea destituida nuestra directora y deje de ser solapada por la Secretaría de Educación".

Acusó que la directora Hernández Torres, quien asumió el cargo en junio de 2021, los discrimina por pobres.

"Por nuestro tono de piel, por nuestra forma de hablar, porque incluso ella se refiere a que no sabemos expresarnos de la mejor manera y que no estamos en su nivel social", agregó.

La estudiante indicó que hay heridos entre los manifestantes, mientras fuentes de seguridad aseveran que sólo se han registrado daños materiales.