Nacional

Conagua descarta contaminación por aguas negras en Playa Icacos de Acapulco

A través de un video difundido en redes sociales denunciaron el derrame de aguas negras al mar en la Playa Icacos de Acapulco

Excélsior

jueves, 28 abril 2022 | 21:23

A pesar de que "Turisteros Unidos en Defensa y Rescate de Playa Icacos", denunciaron a través de un video difundido en redes sociales, el derrame de aguas negras al mar por parte de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, Guerrero (CAPAMA), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), descartó a simple vista contaminación frente al hotel La Palapa, en el Fraccionamiento Costa Azul.

En una breve tarjeta informativa entregada a Excélsior, la Coordinación General de Comunicación y Cultura del Agua dio a conocer que personal de la Dirección Local de Conagua en Guerrero a cargo de la directora Norma Arroyo Domínguez, acudió al sitio y lo encontró limpio.

"El derrame era agua acumulada en un canal que se liberó por las acciones de desazolve que CAPAMA (el organismo operador local), hizo en ese pluvial, como medida preventiva ante las próximas lluvias", aseguró.

En la grabación donde se observa un río de color negro ingresando a la bahía, Marco Antonio Suastegui, integrante de "Turisteros Unidos en Defensa y Rescate de Playa Icacos", acusa que el olor pestilente del derrame, ahuyentó a los visitantes que en ese momento se encontraban realizando actividades recreativas en este lugar, ubicado en la zona tradicional del Puerto de Acapulco, gobernado por Abelina López Rodríguez.

"Se está contaminando la bahía, esto no se vale, es un olor realmente pestilente el que hay en Plaza Polonia, Fraccionamiento Costa Azul de Playa Icacos", advierte en la grabación.

En julio de 2020, la Conagua interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República (FGR), por el delito de daño ambiental, en contra de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), por el vertimiento de aguas residuales precisamente en Playa Icacos, que sorpresivamente cuenta con el distintivo Blue Flag de excelencia en la gestión y manejo ambiental.

En esa ocasión, sí se hicieron análisis del agua y se realizaron seis muestreos en la línea de costa y tres a 100 metros mar adentro, con el fin de confirmar la contaminación por aguas residuales.

Como resultado de este hecho, la entonces alcaldesa Adela Román Ocampo pidió la renuncia al titular de la CAPAMA.