Nacional

Considera 'asunto penoso' agresión de Aureoles a maestro

El gobernador Aureoles empujó a maestro que protestaba con pancartas en Aguililla para exigir seguridad

Antonio Baranda y Claudia Guerrero/ Reforma

miércoles, 14 abril 2021 | 08:27

Ciudad de México.- El Presidente López Obrador consideró un 'asunto penoso' que el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, empujara a un maestro rural quien protestaba con pancartas en Aguililla para exigir seguridad.

"A pesar de que es un asunto penoso, al mismo tiempo celebro el comportamiento de los militares, el ser respetuosos de la gente, el no actuar de manera autoritaria, el apostar a proteger los derechos humanos, al diálogo".

"Lo que sucedió en Aguililla es que después de muchas insistencias del Gobierno del Estado para que participara el Ejército y se utilizara la fuerza se acordó llevar a cabo una reunión en un cuartel militar de la Secretaría de la Defensa. Se habló, se volvió a sostener la postura del Gobierno federal de que no se iba a utilizar la fuerza y que se tiene que privilegiar el diálogo y el acuerdo y la gente así lo entiende, a pesar de que hay presencia de grupos de la delincuencia organizada en la zona", dijo en conferencia matutina.

El jefe del Ejecutivo dijo que se reafirmó la postura de la Secretaría de la Defensa y que a Aureoles se le brindó protección del Ejército para llegar a la plaza donde se manifestaban unas 20 personas.

"El Gobernador decidió ir a la plaza, entonces para protegerlo, porque llegó a Aguililla en helicóptero, se le dio Protección del Ejército, entonces llegó a la plaza y había un grupo manifestándose, no muchos, 10 o 20, todos cometemos errores, no somos perfectos, siempre he dicho que la perfección es del creador, nosotros siempre cometemos errores", aseveró.

El Mandatario federal hizo un llamado a la conciliación y reiteró el comportamiento respetuoso de militares de no actuar de manera autoritaria.

"Esto lo tengo que decir porque como está la presencia del Ejército que no se piense que fue concertado, el Ejército no participó, no está de acuerdo con estás acciones", dijo en conferencia matutina.

El Gobernador Silvano Aureoles empujó ayer a un maestro rural de primaria llamado Fernando Padilla, quien junto con su hijo menor de edad exigía con pancartas seguridad en la zona que se disputan Carteles Unidos y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

El Mandatario perredista, quien arribó al municipio en medio de un fuerte dispositivo de seguridad operado por elementos de las Fuerzas Armadas, descendió de una camioneta militar y se acercó al hombre que levantaba dos pancartas en las que pedía seguridad en su tierra.

Al lado, su hijo portaba otra pancarta con el mensaje: "Soy niño, ya no más violencia en Aguililla".

Sin mediar palabra, Aureoles se acercó directamente al hombre y lo empujó del abdomen, lo que desató rechiflas y reclamos de los pobladores que presenciaron el incidente.

Inmediatamente después se acercaron presuntos policías estatales vestidos de civil y uno de ellos -el Secretario de Seguridad Pública estatal, Israel Patrón Reyes- arrebató una de las pancartas al manifestante, mientras el Gobernador volvió a la camioneta.