Nacional

Controla crimen zonas forestales

Crimen organizado ha asumido control de producción forestal en estados como Jalisco, Michoacán y Guerrero, advierte reporte del CCMSS

Reforma

Víctor Osorio/Reforma

viernes, 09 julio 2021 | 12:31

Ciudad de México.- El crimen organizado ha asumido el control de la producción forestal en entidades como Jalisco, Michoacán y Guerrero, advierte un reporte del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS).

Los bosques del sur de Jalisco, principal región productiva de la entidad, alerta, son prácticamente administrados por los criminales.

"Son los jefes de plaza de los grupos criminales quienes deciden dónde se corta, cuánto, quién lo hace y cuánto se debe pagar por ello.

También cobran cuotas de protección y definen a cuál aserradero de la región se debe destinar el producto.

"Los ejidos forestales más avanzados de Jalisco hasta hace cuatro o cinco años -Barranca del Calabozo y El Empedrado- se han visto forzados por el crimen organizado a suspender o continuar las actividades de sus aserraderos y de sus estufas de secado, pero bajo el control de las bandas criminales", detalla el reporte.

Presentado ayer, el informe La Producción Forestal en México: Avances y Retrocesos, indica que Michoacán ha registrado en los últimos años una de las caídas más marcadas.

De casi 1.4 millones de metros cúbicos de madera en rollo producidos en 2000 y 2001, detalla, ha pasado a menos de 500 mil desde 2010.

"Los cambios de uso del suelo para huertas de aguacate, la tala clandestina y el crimen organizado son los factores que originaron ese colapso en la producción forestal", señala.

Mientras que en Guerrero, alerta, las empresas forestales comunitarias han enfrentado una gran presión de parte del crimen organizado.

En la Costa Grande, la más importante región forestal de ésta entidad, apunta, los asesinatos de dos líderes comunitarios en 2016 y 2017 han inhibido el desarrollo forestal y han desalentado a las empresas sociales y privadas del sector.

El resultado, indica, es que Guerrero registra una producción forestal a la baja en los últimos 20 años.

También se advierte que la producción forestal legal enfrenta la competencia de madera barata proveniente de Estados Unidos, la burocracia en el trámite de obtención de permisos de aprovechamiento y los altos costos de diversos requisitos para un manejo sostenible del bosque.

La balanza comercial de madera de México con EU, refiere, registró un déficit de mil 397 millones de dólares entre 2015 y 2020.

"El País necesita incrementar su producción aprovechando el potencial de superficie con posibilidades de ser incorporada al manejo forestal comunitario y su capacidad instalada de industrialización para aprovechar la oportunidad que le brinda el mercado interno y, así, competir con las importaciones provenientes de varios países.

"Lograr competitividad requiere contar a tiempo con los permisos y trámites relacionados con la actividad forestal y la documentación que ampara la procedencia legal de la madera. De otra manera, esos nichos de mercados serán suministrados por otros productores, quizás ilegales o de importación", destaca el CCMSS.