Nacional

Cooperativa Cruz Azul: entre barricadas y miedo

La planta registra desde 2020 cuatro intentos de toma por parte de grupos de choque debido a un añejo pleito legal entre líderes cooperativistas

Benito Jiménez / Agencia Reforma / Tras un enfrentamiento que dejó ocho muertos, en la planta cementera de Cruz Azul en Tula se observan barricadas y persiste el miedo de otro ataque

Benito Jiménez / Agencia Reforma

miércoles, 27 abril 2022 | 19:36

Tula.— A más de 12 horas del enfrentamiento registrado en la planta cementera de Cruz Azul en Tula, que dejó 8 muertos, en este lugar sobrevive el miedo.

Trabajadores se organizaron para armar barricadas y se armaron con palos, rocas y varillas para otra eventual campal con el grupo de choque que llegó esta mañana a la cementera, en la puerta 3, donde ingresan los camiones vacíos por material.

"Claro que tenemos miedo, ellos traen armas, nosotros no, si en la mañana nomás se veían los chispazos del plomo, se hizo un caos, toda la gente corría para todos lados, buscando dónde esconderse", dijo uno de los trabajadores que monta guardia en este punto.

Otro trabajador barre los restos quemados de cuatro autos que fueron incendiados con bombas molotov, de acuerdo con los testigos.

Indicaron que los agresores, alrededor de 500, llegaron en camiones secuestrados y dos tráileres robados que utilizaron para impactar las puertas.

"Pero primero hicieron explotar la subestación de energía que tenemos en Coculco, eso nos dejó a ciegas, nos cortaron la electricidad, eso facilitó la confusión", añadió otro obrero de la zona de básculas.

Las instalaciones están resguardadas por elementos de la Policía municipal y unos 300 trabajadores.

Además fueron colocadas diversas barricadas con camiones de la empresa en la puerta principal.

En la puerta 3 fueron reforzados los accesos con placas de acero y bloques de cemento.

"No sabemos si van a regresar, esta noche va a ser de perros, estamos totalmente a oscuras", lamentó el trabajador, que porta una varilla de metal en su espalda.

Al mediodía, peritos de la Fiscalía del Estado hicieron el levantamiento de los cuerpos y realizaron diversas labores periciales en la zona.

La planta registra desde 2020 cuatro intentos de toma por parte de grupos de choque derivado de un añejo pleito legal entre líderes cooperativistas por el control de la cementera en Tula.

El registrado hoy ha sido el más violento.