Nacional

Corre riesgo niño de perder un ojo... por golpe de un familiar

Mario, de dos años de edad, tiene el globo ocular hinchado a causa de la agresión y se le salió de la cavidad; hasta ese momento su mamá lo atendió

Excélsior
miércoles, 03 julio 2019 | 09:28

Ciudad de México.- El pequeño Mario, de dos años cuatro meses de edad, está en riesgo de perder la vista del ojo izquierdo supuestamente a causa del golpe que un familiar le propinó, pero que su madre atendió un mes después del incidente, ocurrido cerca del municipio de Tlaxiaco, asentado en la región Mixteca.

Días después de recibir el puñetazo, el globo ocular paulatinamente empezó a hincharse hasta salir de la cavidad, fue entonces cuando su mamá lo hospitalizó a la Unidad Médica Rural 404 del IMSS-Bienestar, en Santa Lucía Monteverde.

Desde su ingreso a la institución, el 30 de junio pasado, el niño recibe tratamiento analgésico y antibiótico, además de tener un seguimiento continuo por su desnutrición severa, sin embargo, su estado de salud se reporta muy delicado.

Debido a la alta prioridad del caso, la delegada de IMSS, Concepción Rueda Gómez solicitó la tarde de ayer martes a la Secretaría de Salud coadyuvar en la atención médica de alta especialidad al pequeño Mario.

Donato Casas Escamilla, titular de los Servicios de Salud instruyó al personal médico del hospital de la niñez oaxaqueña “Guillermo Zárate Mijangos”, en el área metropolitana de Oaxaca para que brinde la atención oportuna al menor a partir de esta fecha.

 

El secretario mencionó que la atención del menor está cubierta a través del Seguro Popular, por lo que el bienestar de la población es fundamental para la actual administración

El director del hospital pediátrico, Efrén Emmanuel Jarquín González aseguró que la institución cuenta con cirujano oncólogo, neurocirujano, y oftalmólogo, especialistas que intervendrán al menor previa valoración y estudios clínicos, así como un breve interrogatorio a los familiares.

La madrugada de este miércoles Mario, acompañado por su madre, fue ingresado al hospital infantil, lo trasladaron desde la clínica rural del IMSS abordo de una ambulancia desde la Sierra Sur a la periferia de la ciudad de Oaxaca.