Nacional

Critican creadores discurso de la morenista Jesusa

Le piden a senadora que muestre cuáles son los privilegios por los que pide eliminen becas

Reforma
miércoles, 12 junio 2019 | 07:28
Archivo/ Reforma | La senadora morenista Jesusa Rodríguez

Ciudad de México.- "Nos llama privilegiados. Que me nombre los privilegios. ¿Quién nos ha regalado nada? No tenemos seguridad social ni laboral, ni estímulos fiscales. ¿Dónde está el privilegio?", cuestiona la coreógrafa Claudia Lavista.

Su reclamo obedece a los dichos de la senadora morenista Jesusa Rodríguez, quien el lunes planteó que las becas del Estado, incluidas las del Fonca, deberían de desaparecer y los artistas dejar de vivir del presupuesto.

La comunidad cultural se sintió entonces agraviada.

Consideraron los dichos de la también actriz un golpe bajo por parte de quien debería ser su interlocutora y pelear por sus derechos desde la tribuna.

Las declaraciones fueron tildadas de irresponsables por el flautista Alejandro Escuer: "La cultura, las artes, son un derecho de la población, y dedicarse a eso es un derecho, no un privilegio".

"Es una artista hecha y derecha. ¿Cómo es posible que tenga una mente tan cerrada y retrógrada? ¿Es un privilegio la ciencia, el arte, el deporte; la sensibilización que te da el arte?", añadió el pianista y coreógrafo Duane Cochran.

Ayer, por medio de un comunicado, el Movimiento Colectivo por la Cultura y el Arte de México (Moccam), que conglomera a grupos artísticos, gestores y creadores, consideró las declaraciones como discriminatorias hacia los trabajadores de la cultura, y que van en menoscabo de los derechos culturales.

"(Son) opiniones que además atentan contra instituciones probadas, como el Fonca, que contribuyen al ejercicio de estos derechos por parte de artistas, trabajadores del arte y la cultura y -en general- ciudadanas y ciudadanos de todos los órdenes sociales, económicos, regionales, culturales, políticos, de género y orientación sexual, religiosos, etcétera", expone el Moccam.

Y precisa que el Fonca administra 15 programas de los cuales sólo cuatro son definidos como becas.

Si Jesusa se jactó el lunes de siempre haber trabajado fuera del presupuesto gubernamental y de estar en contra del arte subsidiado, el Moccam le recordó que como directora participó en puestas en escena financiadas por la UNAM y el INBA, además de recibir las becas Guggenheim y de la Fundación Rockefeller.

"Qué bien por ella, porque tuvo un teatro bastante exitoso en Coyoacán y que cobraba bastante caras las entradas; hizo de su teatro un modus vivendi, pero no todos tenemos un teatro, no todos tenemos esas condiciones; no le puedes decir eso a un joven bailarín que está tratando de iniciar una carrera", insiste Lavista.

Tampoco la senadora Susana Harp, compañera de bancada de Jesusa, apoyó sus dichos: "No estoy de acuerdo", zanjó. "Yo creo que el Estado sí tiene que apoyar la creación y, en especial, a los jóvenes".

Otro compañero de bancada que se pronunció fue el senador Héctor Vasconcelos, quien fue el primer secretario ejecutivo del Fonca, en 1989.

"Creo que ha habido muchos artistas a lo largo de estos 30 años que se han visto beneficiados por esta institución. Naturalmente, como en toda institución, se cometen errores. Uno puede discutir sobre quiénes han recibido las becas, quiénes han conformado los jurados, pero son cosas, a mi juicio, perfectamente perfectibles.

"Lo que me parece que sigue siendo válido es el concepto, la institución", aseguró.

Reconoció el derecho de Jesusa para expresar su punto de vista y sus críticas al Fonca, pero aclaró:

"La idea (de crear al Fonca) nunca fue cooptar a los artistas, a los intelectuales, sino precisamente lo contrario, liberarlos por un tiempo de presiones económicas para que se pudieran dedicar a su creación. Justo darles libertad para crear. Eso estuvo en la base del concepto. Si tuvo el efecto en algunos casos de cooptación, ciertamente no fue ésa la intención".

El organismo fue establecido el 2 de marzo de 1989 y significó "un cambio cualitativo en la política cultural del Estado y en la relación de éste con los creadores (...) Ese cambio decisivo en la relación entre los intelectuales y el Estado consistió en el otorgamiento de apoyo directo a la creación, sin intermediarismo administrativo ni decisiones subjetivas", expone José Luis Martínez, quien fuera secretario ejecutivo del Fondo en su texto El Estado mexicano y la creación artística.

El Moccam advirtió que la retirada del Estado equivaldría a dejar la producción artística a merced del mercado, una propuesta que deslizó Jesusa, "a todas luces neoliberal", contraria a un Gobierno de izquierda.

"(Las becas) son una manera de garantizar que no se relacione la creación con la venta de taquilla, que lo hace de inmediato más comercial y compromete la calidad artística", dijo Escuer.

El reclamo para Jesusa es que utilice su posición como senadora para servir de interlocutora de la comunidad cultural, y no para tumbar lo logrado.

Por su parte, la Secretaria de Cultura, Alejandro Frausto, reiteraba ayer su respaldo al Fonca: "Es un sistema muy solido y que está fuerte, y que está garantizado. Que no se preocupe nadie".