Nacional

Cumple oposición: no pasa reforma eléctrica

Por primera vez dan revés a una iniciativa respaldada por Morena y sus aliados

Víctor Zubieta / Agencia Reforma / Sesión de legisladores en el Congreso de ayer

De la Redacción/El Diario

lunes, 18 abril 2022 | 08:10

Después de más de 15 horas de discusión, los diputados de oposición cumplieron su voto y evitaron que la reforma eléctrica fuera aprobada; es la primera vez que se da un revés a una iniciativa respaldada por Morena y sus aliados.

Con 275 votos a favor de Morena y sus aliados (PT-PVEM) pero con 223 votos en contra de los legisladores de oposición (PAN, PRI, PRD y MC), la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador no obtuvo mayoría calificada por lo que fue desechada en lo general, ya que eran necesarios 333 votos para que fuera aprobada.

La propuesta del presidente sobre una reforma constitucional en materia energética para México, llegó ayer a la Cámara de Diputados para ser discutida y votada ante el Pleno, aunque Morena ya daba por perdida la votación, incluso antes de la misma.

El dictamen rechazado buscaba garantizar al Estado la generación de al menos el 54 por ciento de la electricidad que necesita el mercado, es decir, dar ventaja a las compañías estatales, con plantas mayormente contaminantes, sobre las empresas privadas, que se han centrado en energías renovables y gas natural. Sus detractores aseguran que esto viola la libre competencia y acuerdos internacionales suscritos por México.

Esta reforma modificaba los artículos 4, 25, 27 y 28 de la Constitución y agregaba transitorios para establecer que los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad con el sector privado, serían cancelados, así como las solicitudes pendientes de resolución.

Además, señalaba que la generación eléctrica del sector privado, se sujetaría a la planeación y al control de la CFE. También reconocía los contratos de generación distribuida existentes y se mantenían las condiciones vigentes para nuevos contratos de hasta 0.5 MW.

En tanto, para los ayuntamientos y organizaciones del sector social sin fines de lucro, se hacía una excepción en dicho límite, pues podrían celebrar contratos para el autoconsumo con la generación distribuida, hasta por 1 MW cumpliendo los requisitos que establezca la CFE.

Asistencia récord

Antes de la votación, la primera Antes de la votación, la primera nota del día fue que la lista de asistencia de los legisladores, llegó a los 498 diputados, un número de asistentes que probablemente no se haya tenido nunca antes en sesiones similares, quizá sólo en las sesiones extraordinarias de tomas de protesta de presidentes o informes anuales de trabajo, pero no en votaciones de una ley o reforma.

El inicio de la discusión, a las 11:17 horas (local), se marcó con la primera estrategia de Morena. Las diputadas Andrea Chávez, de Morena, y Lilia Aguilar del PT, exigieron excluir del debate y votación a las diputadas del PAN, Margarita Zavala y Edna Giselle Díaz, debido a un supuesto conflicto de interés al haber recibido dinero de la empresa Iberdrola, petición a la que se le dio curso y terminó con una resolución de la Mesa Directiva y de la Jucopo, luego de un largo receso de casi 4 horas, en la que exhortaron a ambas diputadas –Zavala y Díaz– a que se excusaran de participar en el debate y votación respectivas, lo que ambas legisladoras rechazaron por no tener nada de qué excusarse.

Cerca de las 14:10 horas (local), se reanudó la discusión en el Pleno, dando paso a los posicionamientos de cada grupo parlamentario, en los que tanto el diputado Mier, coordinador de Morena, y Fernández Noroña, coordinador del PT, daban por hecho que perderían la votación, anticipando que preferían perderla que “comprar votos” como en su momento lo hizo el expresidente Enrique Peña Nieto, en su reforma de 2013, acusaron.

En el ínter se presentaron dos conatos de altercados o enfrentamientos físicos entre legisladores, ambos fueron sofocados oportunamente por la intervención del presidente de la Mesa Directiva, Sergio Gutiérrez Luna, a petición de los coordinadores parlamentarios.

Sesión entre gritos

Durante la discusión, los diputados se dijeron desde “traidores”, “rateros” y “soberbios”; todos esos calificativos para defender su posición en contra o a favor de la reforma eléctrica.

Mientras el PRD, PAN, PRI, MC dijeron “no va a pasar”, “no nos dieron moche, eso se los dieron a José ratón” y hasta amenazaron con no respaldar ninguna de las iniciativas del presidente Andrés Manuel López Obrador, el partido mayoritario los llamó “traidores a la patria”.

El primero en pasar a dar su posicionamiento fue el coordinador del PRD, Luis Espinoza Cházaro, quien aseguró que el dictamen avalado por Morena no incluye las propuestas de la coalición Va por México, por lo que aseguró que iban en contra de la reforma constitucional.

Además, criticó a los morenistas de no escuchar a los expertos en el Parlamento abierto que se llevó a cabo en enero y febrero en San Lázaro, pues el dictamen que se presentó ante el Pleno de la Cámara de Diputados es el mismo que envió el mandatario.

Entre gritos de “no va a pasar”, el perredista pidió a los morenistas votar en contra de la reforma y construir un nuevo dictamen a partir de la propuesta de su coalición, pues dijo que si no, en lugar de que baje el precio de la luz, el titular de la CFE, Manuel Bartlett, se comprará “otra veintena de casas”. En tanto, el coordinador del PRI, Alejandro Moreno, les dijo a los morenistas que si seguían en actitud “soberbia”, los diputados de la oposición iban a ir en contra de las iniciativas del mandatario federal, como la electoral.

“Que les quede claro, no va a pasar su reforma. Nos toca estar del lado correcto de la historia aunque conlleve oponernos abiertamente en contra del grupo en el poder. Morena es una tragedia y desgracia para México”, dijo el priista.

Acompañado de los diputados del PRI, PAN, PRD, mencionó que el Legislativo es un poder y no un empleado del poder.