Nacional

Daña la salud quema de energéticos fósiles

Centrales eléctricas que utilizan combustóleo generan altos niveles de contaminación

Reforma

Diana Gante/ Reforma

lunes, 14 septiembre 2020 | 07:51

Ciudad de México.- La energía eléctrica proveniente de combustibles fósiles con altos niveles contaminantes, como el combustóleo, generan daños en la salud de la población expuesta, adicional a lo que generan el transporte y las zonas industriales.

Jacqueline Valenzuela, directora de la organización Cerca la Paz, explicó que además de los gases de efecto invernadero como el CO2, existen los "contaminantes criterio" derivados de fuentes fijas como centrales eléctricas que utilizan combustóleo.

"Si en otros lugares del mundo no representa tanto la emisión de fuentes fijas, en México sí, porque todavía seguimos usando combustóleo que genera emisiones de contaminantes criterio, principalmente en donde tenemos puesta la mira es en el azufre que daña a las vías respiratorias de la población que está expuesta de manera constante", señaló.

Explicó que de acuerdo al Inventario Nacional de Emisiones, las fuentes fijas aportan el 7 por ciento de contaminantes en otras regiones del País, porque la mayoría vienen de fuentes móviles como el transporte, pero en el Municipio de La Paz tienen una aportación de fuentes fijas al 55 por ciento por las centrales eléctricas.

En el caso del Valle de México, la termoeléctrica de Tula también violó los niveles de azufre con la quema de combustóleo entre 2016 y 2019 con un 3.9 por ciento, generando partículas menores de 2.5 micrones (PM2.5).

Ninel Escobar, coordinadora de adaptación al cambio climático de World Wildlife Fund (WWF México), comentó que la principal causa en la mala calidad del aire es la quema de combustibles fósiles, utilizados por las centrales de generación de energía, las cuales generan sustancias tóxicas como en el caso de Tula o las carboeléctricas de Coahuila.

"De los principales contaminantes que hay en el aire, los que más han causado problemas en México son el material particulado, como las PM10 o PM2.5 y que son partículas muy pequeñas que penetran en nuestras células y que causan problemas en la salud muy importantes.

"Provocan enfermedades respiratorias y cardiovasculares que van desde alergias, hasta graves como asma, neumopatías crónicas, cáncer de pulmón, llegando a la muerte; incluso impacto en la productividad laboral, por lo que es algo que no solo debe preocupar a las autoridades de salud, también a la ciudadanía en general", señaló.

Asimismo, dijo que se ha avanzado poco en entender la calidad del aire en los centros urbanos, y aunque se tienen varios sistemas de monitoreo en grandes metrópolis como la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, también deben considerarse para ciudades más pequeñas con altos niveles de exposición contaminante.