Nacional

Defiende Polevnsky compra a operador de Bartlett

Tras revelarse que Morena compró casa que usó AMLO en campaña a operador de Bartlett, Polevnsky afirmó que adquisición fue legal

Reforma

Érika Hernández / Reforma

lunes, 11 mayo 2020 | 15:30

Ciudad de México— La exdirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, aseguró que cuando firmó el contrato de compra del inmueble de la colonia Roma desconocía quiénes eran sus dueños.

Sin embargo, argumentó la ahora secretaria general del partido, de conocer la relación del dueño con el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, no hubiera cambiado la decisión, pues es una transacción legal.

"Mientras el inmueble sea legal, mientras el notario vea que todo está en regla, no tienen ningún problema, en verdad no veo el problema, el problema lo ve alguien que tenga pleito con Bartlett.

"Honestamente no le encuentro cuál es el meollo del asunto, si es amigo o hermano de Bartlett no me hace diferencia. Si era casado, divorciado, amigo no sé quién o hermano no se cuál, eso no es un tema trascendente, en este caso lo trascendente era el inmueble, lo histórico", consideró.

Sin mencionar cuánto costó, Polevnsky aseguró que el contrato se firmó en diciembre y en enero se dio un enganche, del cual no se acuerda el monto.

Aclaró que quién indagó todos los detalles sobre el inmueble, ubicado en la Calle Chihuahua y donde despachaba Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial, fue el secretario de Finanzas del partido, Joel Frías.

Ella, informó, conocía únicamente las características de los inmuebles a comprar, así como el monto a pagar.

The Washington Post informó que la casona de la Calle Chihuahua fue propiedad de la empresa Top Real Estate Company hasta 2020, cuando la vendió al partido para establecer ahí un museo sobre la llamada Cuarta Transformación.

El socio mayoritario de la empresa, con un 60 por ciento de las acciones, es José de Jesús Hernández Torres, quien ha sido colaborador cercano de Bartlett desde hace 49 años.

La secretaria recordó que durante su gestión se pagaron enganches de diversos inmuebles en los estados, a fin de comprarlos y dejar de pagar renta.

Indicó que existe la intención todavía de que la sede nacional sea cambiada de lugar.