Nacional

Deja Bonilla a BC en crisis financiera

En ejercicio fiscal de 2020, Gobierno de BC, a cargo de Bonilla, tuvo 60,761 mdp y egresó 61,702 mdp, por lo que gastó más que sus ingresos

Reforma

Rolando Herrera/Reforma

miércoles, 03 noviembre 2021 | 08:54

Ciudad de México.- En el ejercicio fiscal 2020, el Gobierno de Baja California, entonces a cargo del morenista Jaime Bonilla, registró un balance presupuestario y de disponibilidad de recursos negativo, el cual fue reportado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y motivó el inicio de un procedimiento administrativo.

De acuerdo con la auditoría 504-GB-GF, remitida la semana pasada a la Cámara de Diputados como parte de la revisión de la Cuenta Pública 2020, la Administración de Bonilla tuvo ingresos totales de 60 mil 761.4 millones de pesos, más un remanente del año anterior de 312.6 millones de pesos; sin embargo, registró egresos por 61 mil 702.3 millones de pesos, es decir, gastó más de lo que ingresó.

"El Gobierno del estado de Baja California no cumplió con el principio de sostenibilidad, ya que al final del ejercicio fiscal 2020 y bajo el momento contable devengado, generó un Balance Presupuestario 'Negativo' por 628 millones 337.2 miles de pesos, y un Balance Presupuestario de Recursos Disponibles 'Negativo' por 1,058 millones 787.2 miles de pesos", indicó la ASF.

 Por estos hechos, el Órgano Interno de Control en la Secretaría de Hacienda de Baja California abrió el expediente SH/230/2021 para determinar posibles responsabilidades administrativas de servidores públicos.

La auditoría, denominada "Cumplimiento de las Disposiciones Establecidas en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios", aclaró la ASF, no revisó el ejercicio de los recursos sino simplemente el cumplimiento a las normas establecidas.

Sin embargo, detectó algunas irregularidades, como el hecho de que la Administración de Bonilla no canalizó 1.3 millones de pesos que habían sido presupuestados para la atención de desastres naturales debido a que no creó el fideicomiso necesario para ello.

"() que el Gobierno del Estado de Baja California aclare y proporcione la documentación adicional justificativa y comprobatoria de 1,328,250.00 pesos (un millón trescientos veintiocho mil doscientos cincuenta pesos 00/100 M.N.), por concepto de recursos no aportados al fideicomiso público para la atención de emergencias y desastres naturales", reclamó la ASF.

 En 2020, el Gobierno de Bonilla llevó a cabo operaciones de refinanciamiento de deuda pública, por lo que contrató seis obligaciones a largo plazo, mediante la contratación de seis créditos simples, por 12 mil 450 millones 84.9 miles de pesos; en tanto, suscribió nueve obligaciones a corto plazo por 2 mil 650 millones de pesos.

 En el registro de la deuda, indicó la ASF, detectó inconsistencias por mil 128.5 millones de pesos por lo que el OIC inició el procedimiento SH/237/2021.

Marina del Pilar, quien asumió el cargo el domingo pasado, informó ayer que solicitará un crédito de corto plazo por 2 mil millones de pesos debido a que Bonilla le heredó una crisis de liquidez y no tiene ni para pagar los sueldos y los aguinaldos de los empleados estatales.