Nacional

Deja Ssa 'desastre' en reconstrucción

De los 132 hospitales y clínicas afectados por los sismos de 2017, solo 28 han sido rehabilitados

Reforma
viernes, 05 julio 2019 | 07:01
Reforma | El Hospital Psiquiátrico Infantil Juan. N. Navarro fue uno de los más afectados por los sismos.

Ciudad de México.- De los 132 hospitales y clínicas afectados en seis estados por los sismos de 2017, la Administración pasada reportó que concluyó la rehabilitación de solo 28, y además no comprobó cuáles fueron ni qué cambios les hizo, concluyó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
Tampoco constató el uso y destino de 88 millones 865 mil pesos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) que gastó en 2018 para atender 51 unidades médicas dañadas.
Según la Auditoría, aunque la Secretaría de Salud, entonces a cargo de José Narro, proporcionó nueve contratos y ocho convenios de obra, estos no establecieron información confiable y de calidad sobre los montos, tipos de inmuebles ni número de hospitales y centros de salud apoyados con los recursos.
"La Secretaría no acreditó la asignación y erogación de los recursos del Fonden para la atención de la reconstrucción", expuso el organismo.
Detalló que de los 28 inmuebles reportados como concluidos no se acreditó la evidencia documental que comprobara esas reconstrucciones, si fueron hospitales o centros de salud, la entidad federativa a la que pertenecieron ni el estatus que guardan los 104 inmuebles restantes.
La ASF consideró que la gestión de la Secretaría de Salud en la reconstrucción y rehabilitación de los hospitales afectados fue deficiente en varios aspectos.
Por ejemplo, la dependencia presentó el año pasado 11 diagnósticos definitivos sobre los inmuebles perjudicados, pero sólo acreditó la elaboración de cédulas de evaluación de daños de 39 de las 132 unidades afectadas.
Y los formatos usados para reportar ese proceso de evaluación no señalaron en qué jurisdicción sanitaria se encontraba el inmueble dañado, la clave de la localidad, el tipo de unidad y su capacidad, ni si contaron con un financiamiento distinto al otorgado por el Fonden.
La Ssa tampoco informó el tipo de trabajo que realizaría en cada hospital, lo que propició que se desconociera el número de obras de reconstrucción o rehabilitación que se requerirían para resarcir las afectaciones, ni dio seguimiento a la ejecución de las mismas.
La dependencia acreditó únicamente 10 programas de obras para reconstruir 44 unidades de las 132 que fueron diagnosticadas con afectaciones.
Estos programas incluyeron la calendarización física y la asignación de recursos para efectuar los trabajos, pero carecieron de objetivos, metas, estrategias y prioridades.
Por estas irregularidades, la ASF planteó 13 recomendaciones al desempeño y solicitó la intervención del Órgano Interno de Control y de las autoridades recaudatorias.