Nacional

Dejan CNDH familiares de víctimas; se quedan feministas

Las manifestantes acusaron a la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra, de haber provocado que el conflicto creciera

Jorge Ricardo, Reforma

sábado, 05 septiembre 2020 | 20:50

Cd. de México (05 septiembre 2020).- Las familiares de víctimas de violencia informaron que dejarán la sede de la CNDH que tomaron desde el jueves y regresarán a su plantón en la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Sin embargo, integrantes del colectivo "Ni una Más" dijeron que van a quedarse y convertirán el edificio en un refugio para familias de otras personas afectadas.

"Nosotros nos deslindamos de este movimiento, de las compañeras feministas, porque nuestra lucha está en la CEAV, tenemos siete meses en la CEAV exigiendo atención", dijo Delia Quiroga, quien desde 2014 busca a su hermano Roberto desaparecido en Reynosa.

"Nosotros nos deslindamos de esta manifestación porque tenemos otra lucha y tenemos una lucha pacífica y queremos encontrar a nuestros familiares".

Quiroga explicó que estaban esperando nada más a un grupo de representantes de la Secretaría de Gobernación para dejar el edificio.

La líder de "Ni Una Más", Yesenia Zamudio, quien busca justicia para su hija asesinada en 2016, presuntamente por uno de sus maestros, dijo que ella asumiría la responsabilidad de que el edificio siga tomado.

"El plantón de ellas es una cosa y la toma del edificio es otra cosa. El edificio ha sido tomado por Yesenia Zamudio y por otras familias que pertenecemos al frente nacional Ni Una Más. A nosotros no nos financia ningún partido, somos madres de familia de todo el País, queremos que las autoridades se comprometan a resolver nuestras peticiones", dijo.

Las mujeres precisaron que serán siete personas las que se retiran hoy mismo del edificio de la Calle de Cuba, en el Centro Histórico, y se quedarían otras 20, pero están a la espera de 20 más.

Los manifestantes acusaron a la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra, de haber provocado que el conflicto creciera al haber abandonado sus oficinas sin dar ninguna respuesta en el inicio de la manifestación.

"Aquí la única responsable de la trascendencia de estos hechos es Rosario Piedra, porque ella se fue, ella dejó las puertas abiertas, ella retiró los policías, ella no quiso atender a las víctimas; se fue, se retiró y nos abandonó a nosotros aquí a nuestra suerte, no le importó lo que nos pudiera pasar", dijo Quiroga.

Los familiares de víctimas retiraron algunas lonas sobre los barandales de los balcones, aunque quedan otros más y la calle sigue cerrada.