Nacional

Desalojan antimotines a normalistas en Guerrero

Tenían bloqueados los dos accesos del Palacio de Gobierno

Agencia Reforma

Jesús Guerrero / Agencia Reforma

miércoles, 09 noviembre 2022 | 18:58

Chilpancingo, México .- Policías antimotines desalojaron a estudiantes normalistas que tenían bloqueados los dos accesos del Palacio de Gobierno en Chilpancingo, Guerrero, donde se manifestaban.

Los jóvenes demandaban de la entrega de computadoras portátiles, uniformes deportivos, plazas para egresados y presupuesto para sus prácticas profesionales.

Cuando ocurrió el repliegue policiaco, algunos normalistas se defendieron con palos y un maestro de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) que acudió en apoyo, portaba un machete.

Dirigentes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (Funpeg) reportó que varios de sus compañeros resultaron con golpes en el cuerpo tras el desalojo.

Los normalistas salieron en marcha hacia el centro de Chilpancingo tras ser desalojados y cerraron el edificio Juan Álvarez, que alberga oficinas del gobierno estatal y que está ubicado entre las calles Abasolo y 16 de Septiembre.

Aquí los jóvenes tuvieron una confrontación verbal con trabajadores y funcionarios a quienes finalmente dejaron salir.

Durante su llegada al edificio estatal, los normalistas quebraron varios vidrios y realizaron pintas.

"Llevamos varias semanas en paro y el Gobierno del estado no nos resuelve nada", dijo uno de los normalistas.

"Ya no queremos hablar con la Gobernadora, queremos hablar con el senador Félix Salgado Macedonio porque es el que resuelve y no ella", afirmó.

Los normalistas que llevan casi un mes en paro y mantienen tomadas sus centros escolares para exigir la destitución del Secretario de Educación Guerrero, Marcial Rodríguez Saldaña.

El pasado 14 de octubre, los estudiantes fueron desalojados por la policía antimotines y transportistas de la Autopista del Sol y de la avenida René Juárez Cisneros.

Alrededor de las 14:30 horas, funcionarios del gobierno del estatal contactaron vía telefónica a algunos dirigentes, quienes aceptaron tener con ellos una mesa de trabajo.

En ese momento y se retiraron de las oficinas de gobierno y se concentraron en la explanada del Zócalo de esta capital.