Nacional

Descartan más violencia por recompensa por 'Chapitos'

El Gobernador Rubén Rocha descartó que recompensa millonaria que ofrece EU por captura de hijos del Chapo genere más violencia en Sinaloa

Reforma

Jorge Ricardo/Reforma

jueves, 16 diciembre 2021 | 12:31

Ciudad de México.- El Gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha, descartó un alza en la violencia debido a la recompensa de 5 millones de dólares que ofreció Estados Unidos por la captura de cada uno de los hijos del narcotraficante Joaquín el "Chapo" Guzmán. 

El Mandatario morenista también informó que se abrió una carpeta de investigación por la presunta liberación de un sobrino del capo en un bar de Culiacán.

"Nosotros en particular tenemos una comida con el Presidente porque vamos a ver el tema de la universalidad de la pensión de las personas con discapacidad", dijo a su llegada a esta ciudad para participar en la reunión de Confederación Nacional de Gobernadores (Conago).

"Esto no es una alerta extraordinaria, porque esto regularmente existe en los Estados Unidos".

En tanto, el Secretario de Seguridad estatal, teniente Cristóbal Castañeda, rechazó que haya medidas adicionales en la entidad.

"No vemos que haya un clima para que se incremente la incidencia delictiva en el estado, mantenemos la misma coordinación en los tres niveles de gobiernos, hay una suma de esfuerzos del Ejército, de la Marina y de la Guardia Nacional, no vemos que con esta alerta se incremente la alerta delictiva en el estado", afirmó.

Respecto al video de Aureliano Guzmán Araujo, sobrino del Chapo, armando una balacera y amenazando con una pistola en la cabeza a un hombre en un bar de Culiacán, Sinaloa, y pese a ello tras ser retenido fue liberado por la Policía estatal, los funcionarios dijeron que están investigando.

 "Eso nosotros ya lo estamos atendiendo puntualmente", sostuvo Rocha.

 "Hay una carpeta de investigación con la Fiscalía General de la República, hay que respetar los marcos competenciales, que es del fuero federal", añadió Castañeda.

Ambos llegaron hoy al aeropuerto de Villahermosa para participar por la tarde en la reunión de la Conago y en una comida con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El aeropuerto está vigilado por más de 20 patrullas de la Policía estatal y de la Guardia Nacional.