Nacional

Detectan inconsistencias en padrón de jóvenes

El padrón del programa Jóvenes Construyendo el Futuro es atípico, inverosímil, inverificable, inconsistente y está incompleto, afirmó MCCI

Reforma
martes, 27 agosto 2019 | 10:03
Reforma

Ciudad de México.- El padrón nacional del programa Jóvenes Construyendo el Futuro es atípico, inverosímil, inverificable, inconsistente y está incompleto, concluyó Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

De acuerdo con el estudio titulado "¿Cuántos son, donde están, qué hacen?", en el programa federal también hay probables centros de trabajo fantasma y discordancia entre becarios registrados y los que están capacitándose.

La organización detectó, por ejemplo, que el padrón tanto de becarios como de centros de trabajo creció a un ritmo constante todos los días, sin importar fines de semana, días festivos o vacaciones.

"Prácticamente todos los días se inscribieron la misma proporción de hombres y mujeres, de niveles educativos y de edades. Un padrón que crece sin variaciones es información improbable", se explica en el documento.

Según el informe, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reporta la existencia de 900 mil becarios y 157 mil 70 centros de trabajo inscritos en el programa.

No obstante, advierte, la base de datos sólo ofrece el nombre de los centros, sin RFC, razón social, dirección ni otro tipo de información más allá de un nombre genérico como "diputado federal", "taller automotriz" o "María".

"Es información improbable, es información absolutamente incompleta y es información que no se puede verificar porque no dan datos. El padrón (...) es poco transparente, por lo que no puede haber rendición de cuentas", expuso María Amparo Casar, presidenta ejecutiva de MCCI.

El informe además evidencia que el programa apenas ha gastado el 32 por ciento del presupuesto que proyectó, por lo que el subejercicio durante el primer semestre fue de 19 mil 474 millones de pesos.

"Al final de 2019 habrá un subejercicio de 15 mil 641 millones de pesos, 39 por ciento del total de 40 mil millones de pesos aprobados para el programa. Ese dinero podrá ser reasignado discrecionalmente por el Ejecutivo", observa.

El caso de la CDMX

Al revisar el caso de la Ciudad de México, la organización encontró que el padrón es tan deficiente que fue imposible encontrar información alguna del 53 por ciento de los centros de trabajo revisados.

De un universo total de 6 mil 669 centros de trabajo inscritos en la Capital del país, MCCI revisó por distintas vías la situación de 5 mil 439, el 82 por ciento del total.

En 2 mil 881 casos, MCCI no encontró ningún tipo de información de los centros; en 646 hubo información, pero resultaron "no localizables"; y 140 empresas dijeron no estar en el programa federal.

Además, 214 centros fueron localizados, pero reportaron no haber recibido becarios; 136 empresas fueron localizadas y tuvieron becarios, pero ya no tienen, y sólo 413 empresas fueron localizadas, ofrecieron información y se comprobó que tienen becarios.

Casar alertó que está "auditoría" evidenció que el programa presenta anomalías como discordancia entre becarios registrados y capacitándose, y becarios utilizados para actividades que no aportan nuevas capacidades.

También becarios en actividades distintas a las que el centro de trabajo registró; becarios con vínculos familiares directos con los centros, e incluso amenazas de "baja" del programa por solicitar cambio de empresa.