Nacional

Detienen en México a ex comandante de las FARC

Se encuentra al interior del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM)

Abel Barajas, Reforma

martes, 19 octubre 2021 | 22:08

Ciudad de México.- Elementos de la Interpol México y de la Agencia de Investigación Criminal detuvieron en la Ciudad de México a Rodrigo Granda Escobar, alias "Ricardo Téllez", ex comandante y ex vocero de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Funcionarios del Gobierno Federal confirmaron que el ex guerrillero colombiano fue detenido al arribar a la Capital del País, con base en una ficha roja de la Interpol.

Diego Molano, Ministro de Defensa de Colombia, dijo que la detención se produjo con base en el proceso que tiene abierto en Paraguay por secuestro, asociación criminal y homicidio doloso.

Rodrigo Londoño, presidente del Partido Comunes - la organización político electoral derivada de las FARC, tras el acuerdo de paz en 2016-, dijo que este mediodía llegó a la capital mexicana acompañado de Granda, por una invitación que les hizo el Partido del Trabajo, para participar en el XXV Seminario "Los Partidos y una Nueva Sociedad".

La invitación la recibieron desde el pasado 21 de septiembre y el propósito es que tuvieran una intervención para hablar de los acuerdos de paz en Colombia.

Tras aterrizar en suelo mexicano, ya no volvió a tener noticia de su compañero de partido.

"El día de hoy arribamos a Ciudad de México a las 12:00 del día, esa es la hora; 8:15 de la noche en que Rodrigo Granda no ha podido ingresar a Ciudad de México, realmente yo no sé qué pasó", dijo Londoño en un video difundido en su cuenta de Twitter.

Fuentes gubernamentales confirmaron a REFORMA que Granda Escobar fue detenido y se encuentra al interior del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), pero, hasta ahora, se desconoce su estatus migratorio.

"Si está la persona en el AICM, fue a las 20:00 horas aproximadamente la detención. Un detalle, estas personas cuando tienen una búsqueda o están referidos en su país con temas que tienen que ver con persecución de delitos, al final ellos tienen alerta migratoria, los paran y de ahí viene lo demás", explicó.

"Hay varias opciones, una es que tal vez se retorne su país, con la figura de rechazo. Habitualmente quienes tienen una cuestión relacionada con la justicia en su país o alerta levantada por Interpol, entran a la lista de alertas migratorias en los países".

De 72 años, Granda fue uno de los ex guerrilleros que negoció los acuerdos de paz con el Gobierno de Colombia.

Esta es la segunda ocasión en que Granda es detenido fuera de su país. En la anterior, su captura generó un conflicto que llevó a la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela.

El ex guerrillero fue capturado el 13 de de diciembre de 2004 en Caracas, en una aparente operación ilegal ejecutada por agentes colombianos y venezolanos, quienes lo trasladaron de regreso a su país en forma clandestina.

El entonces presidente colombiano Álvaro Uribe instruyó su libertad en 2007, por petición de su homólogo francés Nicolás Sarkozy, como parte de la negociación para liberar a varias personas secuestradas por las FARC, entre ellas Ingrid Betancourt, ciudadana colombo francesa.

El pasado 30 de abril Granda fue uno de los 8 ex mandos de la desmovilizada guerrilla de las FARC que suscribió una declaración en la que reconocían su responsabilidad por secuestros y pedían un "perdón público" a los familiares por el dolor causado.

La declaratoria la hicieron ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que imputó a los ex jefes de las FARC de tener responsabilidad de mando -no de ejecutores- en crímenes de guerra y de lesa humanidad, secuestros,desaparición forzada, torturas, tratos crueles y violencia sexual.

La JEP fue constituida como organismo para juzgar los crímenes del conflicto armado en Colombia y las sanciones a los implicados se acuerdan con las víctimas. El reconocimiento de responsabilidad, por parte de los ex mandos de la guerrilla, es sancionable con restricciones de movilidad y no necesariamente con la cárcel.

Además de Colombia, en julio de 2006 la Fiscalía de Paraguay imputó a Granda de del secuestro y homicidio de Cecilia Cubas, hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas, en hechos ocurridos entre el 2005 y 2006.