Nacional

Dictan estados reglas propias ante Covid-19

Tras 70 días concluyó la Jornada Nacional de Sana Distancia y, desde hoy, cada estado establecerá sus propias medidas ante el coronavirus

Reforma

Antonio Baranda/Reforma

lunes, 01 junio 2020 | 06:29

Ciudad de México.- La Jornada Nacional de Sana Distancia concluyó ayer, después de 70 días, y hoy inicia la etapa denominada por el Gobierno federal como "nueva normalidad". 

Esta fase, descrita por la Secretaría de Salud como de "clara focalización y asincronía de las epidemias", arranca con el semáforo federal de reactivación en rojo; sin embargo, cada estado establecerá sus propias medidas y reglas.El estado de Jalisco, que desde el inicio de la pandemia implementó sus propias medidas de distanciamiento social, empieza hoy la llamada "fase cero", que durará por lo menos 15 días y que es una etapa de preparación para la reactivación de empresas y negocios.

A diferencia de la política federal, el Gobierno del estado también anunció la aplicación masiva de pruebas.

Las empresas de más de 100 trabajadores tendrán que desarrollar protocolos de muestreo con sus propios recursos, y a las de menos de 100 el estado se las proporcionará.

Este lunes sólo pueden iniciar operaciones en el estado los negocios y empresas ligados a la cadena de suministro de actividades esenciales, y más adelante únicamente podrán abrir quienes tengan un distintivo sanitario.

Jalisco, donde el uso de cubrebocas en la calle ya era obligatorio, no permite todavía el uso de espacios como parques y unidades deportivas; tampoco abrió playas, plazas, centros o corredores comerciales, ni centros nocturnos, antros, bares, casinos, cines, gimnasios.

En Colima, las actividades económicas no esenciales seguirán cerradas, ya que la entidad considera que no está en condiciones de modificar ni flexibilizar las medidas de distanciamiento social.

Nuevo León, que habla de "nueva realidad", comenzará esta etapa con la reactivación de algunos sectores adicionales a los aprobados por el Gobierno federal, como parte de un plan que estará a prueba durante una semana.

Además de los sectores automotriz, minero y de la construcción, Nuevo León aprobó la reapertura de la industria cervecera, hoteles y establecimientos en centros comerciales, siempre que cuenten con la aprobación de la Secretaría de Salud estatal.

En el caso de la industria hotelera, podrán abrir al 50 por ciento de su capacidad y sin hacer uso de sus salones, albercas y lugares comunes.

Nuevo León también estableció que las empresas no esenciales que reabran a partir de hoy deberán adquirir pruebas serológicas para sus trabajadores, que consisten en un análisis de sangre para detectar la presencia de anticuerpos contra Covid-19.

Al igual que Nuevo León y otros estados, Michoacán cuenta con su propio semáforo --con los colores rojo, amarillo, verde y blanco-- para la reactivación gradual de actividades en las ocho jurisdicciones sanitarias del estado.

La etapa de "nueva convivencia" en Michoacán, que durará 60 días, inicia con la apertura al 25 por ciento de la capacidad de espacios públicos, negocios y empresas; ese porcentaje avanzará en función del cumplimiento de las medidas sanitarias

Esta disposición concluye el 30 de junio en la entidad; durante julio los establecimientos podrán reabrir hasta en un 50 por ciento de sus aforos, y posteriormente, del 1 al 30 de agosto, llegarían hasta un 75 ciento.

Se mantiene la prohibición para gimnasios, discotecas, bares, balnearios y lugares recreativos, así como la celebración de eventos deportivos como partidos de fútbol, conciertos y eventos masivos.

En Nayarit, este lunes podrán abrir al 30 por ciento de su capacidad algunos comercios y servicios como de pintura, materiales y componentes eléctricos, ropa y calzado, enseres domésticos, artículos deportivos, telas, agencias de autos y mueblerías.

Tamaulipas anunció los protocolos de la "nueva realidad con convivencia segura", para la reapertura de actividades no esenciales como restaurantera, turismo, manufacturera, comercio en general, electrónicos, autoservicio y salones de belleza, entre otras.

Estos protocolos establecen que, en una primera fase, se permitirá su operación al 25 por ciento de la capacidad, a excepción de los servicios de hotelería y alojamiento temporal, que podrán hacerlo hasta en un 50 por ciento.

Las fases 2, 3 y 4 serán determinadas por el Comité Estatal de Seguridad en Salud de acuerdo al nivel de riesgo de contagio del coronavirus entre la población de la entidad, que se valorará como alto, intermedio y bajo.

Dependiendo del tipo de actividad, en las fase 2 se permitiría la apertura del 35 al 55 por ciento, en la fase 3 del 60 al 90 por ciento y en la fase 4 al 100 por ciento.

En Coahuila, las medidas de prevención se mantendrán hasta el 30 de junio, por lo que bares, salones de fiestas, gimnasios, teatros y cines permanecerán cerrados por lo menos hasta esa fecha.

Como parte de las medidas establecidas por el estado, también se extendió la suspensión de todo tipo de eventos masivos de carácter cívico, oficial, cultural, deportivo, de recreación, turístico, gastronómico y religioso durante todo junio.