Nacional

Disputan Cruz Azul con juicios y muertos

Disputa por control de Cooperativa Cruz Azul, que lleva más de 2 años de litigio, suma 20 órdenes de aprehensión y 10 muertos en 3 estados

Reforma
Reforma

Abel Barajas y Benito Jiménez/Reforma

jueves, 28 abril 2022 | 08:51

Ciudad de México.- La pelea por el control de la Cooperativa La Cruz Azul lleva más de dos años de litigios, unas 20 órdenes de aprehensión y 10 muertos en tres entidades del país, incluidos los de ayer en Hidalgo. 

Un choque entre grupos antagónicos que disputan el control de la cementera Cruz Azul derivó ayer en la muerte de ocho personas en las instalaciones de la planta en Tula, Hidalgo. Además, hay al menos 11 heridos y 9 detenidos.

Desde la caída de Guillermo "Billy" Álvarez Cuevas como presidente de la Cooperativa La Cruz Azul, dos grupos han disputado por la vía legal e incluso a golpes la directiva de la cementera.

Uno de los grupos es encabezado por José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez Rangel, y el otro por Federico Sarabia Pozo y Alberto López Morales.

Ambos se dicen los legítimos titulares del Consejo de Administración, con sus respectivas asambleas.

El enfrentamiento se registró en las primeras horas de ayer, luego de que un grupo de choque arribó a Ciudad Cooperativa Cruz Azul en una docena de autobuses.

Empleados salieron a defender la cementera en sus diferentes accesos; en la puerta 1 se congregaron decenas de cooperativistas, pero ahí no hubo enfrentamientos directos.

En otro frente, los agresores dispararon contra los trabajadores y prendieron fuego a vehículos; las escenas eran como de una zona de guerra.

Federico Sarabia acusó a José Antonio Marín Gutiérrez de orquestar la toma violenta de ayer con un grupo de choque y provocar la muerte de las 8 personas.

En julio de 2020, un juez federal ordenó la aprehensión de Guillermo Álvarez Cuevas y otros cuatro colaboradores por delincuencia organizada y lavado de más de 114 millones de pesos a través de 7 empresas factureras.

Ayer, trabajadores afines al líder Federico Sarabia se organizaron para armar barricadas y se armaron con palos, rocas y varillas para otra eventual campal con el grupo de choque. "Tenemos miedo, ellos traen armas, nosotros no, si en la mañana nomás se veían los chispazos del plomo, se hizo un caos, toda la gente corría para todos lados, buscando dónde esconderse", dijo a REFORMA uno de los trabajadores que monta guardia en este punto.