Nacional

'Echeverría heredó legado de impunidad'

Vocero del Comité 68 Pro Libertades Democráticas señaló que Echeverría heredó un legado de impunidad y duelo por sus acciones autoritarias

Reforma

Iris Velázquez/Reforma

sábado, 09 julio 2022 | 15:38

Félix Hernández Gamundi, vocero del Comité 68 Pro Libertades Democráticas, señaló que el ex Presidente Luis Echeverría Álvarez heredó un legado de impunidad y duelo por cientos de vidas destrozadas por sus acciones autoritarias, que reprochó, no alcanzaron la justicia pese a ser exigida en más de cinco décadas.

 "Luis Echeverría es el símbolo del autoritarismo, de la represión y de la demagogia", aseveró en entrevista con REFORMA sobre el político que este viernes falleció en su casa de Cuernavaca, Morelos a los 100 años.

 "Lamento profundamente que Echeverría se vaya en este silencio que decidió guardar toda su vida, respecto de los hechos represivos tan graves que ocurrieron a lo largo de su vida política. Siempre estuvo envuelto en este mar de discusión sobre la represión, sobre la actitud autoritaria de un Estado antidemocrático que avanzaba en su proceso de descomposición. 

"Dejó un legado de impunidad total, de muerte, y de red de persecución, de represión y de cancelación de canales o limitación al menos de canales de expresión democrática. La represión en Tlatelolco tenía varios objetivos, uno obviamente era terminar con el movimiento, pero otro era sembrar una sombra de miedo, de pánico, de terror para que en los años siguientes la gente dejara de manifestarse, y dejara de exigir el respeto a sus derechos", agregó.

 Las intenciones de Echeverría, señaló Hernández Gamundi, fueron contravenidas por cientos de estudiantes, pero costó vidas. No obstante, lamentó que las prácticas de impunidad y represión persisten en la actualidad.

 "(La lección) es que no basta la lucha de una generación para lograr justicia total, pero la justicia es indispensable. Lo fue en el pasado, lo es ahora y sigue siendo para el futuro, porque la única manera de ganar la no repetición de todo este tipo de hechos es que haya justicia, que se repare el daño, romper el estado de impunidad, esta impunidad, que protegió a Echeverría toda su vida", insistió.

 Consideró que el político que llegó a la silla presidencial, de la mano del partido del tricolor, es muestra de una figura que gozó y ejerció el poder político y económico a lo largo de su vida.

  "Que le garantizó impunidad. Esa impunidad es la que hoy impide decir que estamos, o que estemos, en condiciones de erradicar la corrupción y erradicar la violencia que hoy invade el País entero", opinó.

 Tras su fallecimiento, consideró, es necesario que se mantenga la lucha y exigencia de justicia, porque los cometidos por él fueron crímenes de Estado, de lesa humanidad, con heridas abiertas.

 "Las víctimas ahí están, y los daños se siguen manifestando. Echeverría no tan sólo está en el ojo de quienes orquestaron aquella represión, sino que es el creador de la Brigada Blanca, que sembró el terror por casi dos décadas después y sembró cientos de desaparecidos por el territorio", dijo.

 "Echeverría muere sin que sus defensores hubieran logrado su exoneración. Muere imputado, muere sometido a un proceso judicial y muere dejando el pendiente de la verdad, que pudo haber dado, que pudo haber aportado a la vida nacional.

  "Las acciones del Estado Mexicano en el 68 y años posteriores, significaron la cancelación de proyectos de vida personal y familiar de varias generaciones, porque fue la represión del 68, pero fue también la persecución de los años posteriores. A una generación entera se le impidió desarrollarse libremente. Marcó la vida, no de una generación; no sólo de la generación nuestra, sino de generaciones posteriores. Él siempre estuvo en el ojo del huracán en todas estas cosas, pues esa es la huella que deja", subrayó.