Nacional

El doble juego de Adán Augusto López

Cumplió cuatro semanas de gira por 28 estados del país en la que se ha dedicado a lanzar ataques, a la distancia, y extender la mano, en la cercanía

Miguel Ramírez / Agencia Reforma

Claudia Guerrero/Agencia Reforma

sábado, 12 noviembre 2022 | 13:57

Ciudad de México— Arropado en una instrucción presidencial, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, cumplió cuatro semanas de gira, por 28 estados del país, en la que se ha dedicado a lanzar ataques, a la distancia, y extender la mano, en la cercanía.

Durante el recorrido, que se asemeja al de una precampaña electoral, el funcionario ha enfocado sus críticas contra los gobiernos del PAN y MC, las dos fuerzas políticas que rechazaron la reforma para prolongar la presencia del Ejército en las calles, hasta el año 2028.

En su pasarela por los congresos locales, foros y conferencias, el tabasqueño ha acusado hipocresía, incapacidad, corrupción, dispendio de recursos, ineficacia y hasta complicidad con el crimen. Incluso se ha referido a algunos gobernadores, en diminutivo, en señal de denostación.

En el caso de Nuevo León, el responsable de la política interna acusó al Gobernador emecista, Samuel García, de actuar con hipocresía, por negarse a cabildear la reforma, a pesar de que ha pedido "por teléfono" el despliegue de más soldados y guardias nacionales para labores de seguridad pública en la entidad.

El tabasqueño se refirió al Mandatario como "Samuelito" y cuestionó que utilice a la policía estatal, denominada Fuerza Civil, para cuidar Oxxos y Seven Eleven, mientras la federación se encarga de cuidar a la población.

A pesar de las críticas, cuando el Secretario visitó Nuevo León, se abrazó con el Gobernador, sostuvo que no existen rencillas y ofreció todo el apoyo de la federación en materia de seguridad.

En el Congreso del estado, incluso tendió la mano a los legisladores, a quienes prometió colaboración, diálogo y coordinación.

Lo mismo ocurrió en el caso de Jalisco. Desde que arrancó el cabildeo, el titular de Segob acusó al Gobernado, Enrique Alfaro, de negarse a ayudarlo a convencer a los senadores de MC, para que votaran a favor de la reforma.

Al lanzar decenas de reproches en público, el tabasqueño reveló que cuando pidió la colaboración del Mandatario local, éste se negó, mientas disfrutaba una botella de vino con el embajador de México en España.

López también aseguró que cuando alguien habla de "baños de sangre" en el País, uno de los estados que se le vienen a la mente es precisamente Jalisco. Irónicamente, cuando llegó el momento de visitar la entidad, el funcionario cambió el tono.

Apenas arribó al aeropuerto, empezó a defender al Gobernador y a su estrategia de seguridad. Se reunió con él en Palacio de Gobierno, donde posaron para la fotografía. Luego, en el Congreso, agradeció y elogió al Mandatario y hasta hizo un llamado a todas las fuerzas políticas para unirse en torno a él.

El Secretario de Gobernación ha sido particularmente crítico con los gobiernos del PAN. Antes de visitar Chihuahua, aseguró que la situación de seguridad del estado era un desastre y que los políticos del blanquiazul rechazaban la reforma aún cuando esa entidad cuenta con uno de los mayores despliegues de soldados. Cuando llegó a la capital, el funcionario negó sus dichos y no volvió a hablar de desastres.

Incluso se contuvo cuando fue informado por la prensa local que la Gobernadora, Maru Campos, había anunciado -en una asamblea del PAN-que "le romperían el hocico a Morena y a la 4T", en cualquier elección por venir.

En el Congreso, recibió reclamos de legisladores panistas y emecistas. La tensión llegó a tal grado, que la sesión fue suspendida entre gritos. Minutos después, durante un encuentro con sociedad civil del estado, lejos de criticar, el tabasqueño celebró que haya habido debate.

En el caso de Aguascalientes, fue el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador quien se encargó de evidenciar a la nueva Gobernadora, Teresa Jiménez, por pedir más elementos de las fuerzas federales, mientras la dirigencia nacional de su partido, el PAN, operaba contra la reforma.

Sin embargo, una vez en el estado, Adán Augusto se reunió con la Mandataria por largo rato, le ofreció reforzar la estrategia de contención en los límites del estado y hasta le consiguió una audiencia con el Secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval.

Este lunes 14 de noviembre se verá si el Secretario de Gobernación mantiene la estrategia de atacar a la distancia y conciliar en la cercanía, cuando visite el Congreso de Guanajuato, la primera legislatura local que votó en contra de la reforma.

De lejos, el funcionario ha acusado a las autoridades del estado de actuar con hipocresía, por negarse a mantener el despliegue de las Fuerzas Armadas, mientras ocupan el primer lugar nominal en homicidios dolosos.

El tabasqueño no sólo ha criticado el doble discurso, sino que ha exhibido -en decenas de intervenciones-que el sistema de vigilancia comprado por el Gobierno estatal, ha resultado inservible, a pesar de que costó más de 12 mil millones de pesos.