Nacional

En INE no tenemos militares que nos hagan limpieza: Córdova

El consejero presidente del Instituto calificó como una mentira que se les acuse de ganar más que el presidente de la República

Especial / Agencia Reforma / En la FIL, Lorenzo Córdova dijo que es mentira que en INE ganen más que Presidente pues, dijo, no tienen 'afanadores militares' como AMLO

Érika Hernández / Agencia Reforma

jueves, 01 diciembre 2022 | 22:26

Ciudad de México.— Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, calificó como una mentira que se les acuse de ganar más que el Presidente de la República, pues, argumentó, no tienen beneficios materiales y humanos como el tabasqueño, como tener militares que limpien su casa.

En el marco de la Feria del Libro de Guadalajara, al hablar sobre instituciones autónomas y derechos fundamentales, el consejero insistió en que en 30 años, las autoridades no habían sido insultadas y hostigados como ahora.

"Nadie está en contra de la austeridad ni mucho menos, hablando de posverdad, nadie, nadie, y lo digo así, nadie en el INE incumple la Constitución, ¡ya estuvo bueno de mentiras!", dijo.

Aseguró que la Constitución prohíbe que los funcionarios tengan una remuneración mayor a la del Presidente de la República, y ésta no sólo incluye un salario, también apoyos en especie.

"Son prerrogativas traducidas en prestaciones, pero también son las entregas materiales de bienes y si sumamos No tenemos una remuneración mayor al del Presidente de la República, nosotros no tenemos afanadores militares que nos hagan, entre otras cosas, como hoy sabemos, el servicio doméstico, de limpia", sostuvo.

Aseguró que por tres años, la Cámara de Diputados ha incumplido una orden de la Suprema Corte de Justicia para establecer en la Constitución cuál es la remuneración del Presidente.

Córdova afirmó que no se oponen a la austeridad, al contrario, apoyan a los ahorros del Gobierno, y un ejemplo es que la Secretaría de Gobernación deja de gastar 500 millones de pesos bianuales por el monitoreo que realiza el INE.

En su conversación, insistió que los órganos autónomos, como el INE, nacieron para ser un contrapeso al Poder Ejecutivo, y tener asumir actividades que antes estaban en manos del Gobierno.

"El poder es como el agua, es canijo, y hay que entender esto para entender el porqué de la apuesta historia del constitucionalismo moderno que busca la limitación del poder, el constitucionalismo constituye el conjunto de técnicas, doctrinas, que están encaminadas a la limitación del poder político.

"Si el poder no se regula, no se acota, no tiene freno, si no existe una técnica o conjunto de técnicas que es el constitucionalismo moderno, el poder, naturalmente, por su propia naturaleza, tiende a abusar, y al ser abusador a limitar y vulnerar libertades y derechos de los individuos", añadió.

Recordó que desde 1997, cuando la transición apareció en el País, el Jefe del Ejecutivo no tiene una mayoría calificada en el Congreso.

Sin mencionar al Presidente Andrés Manuel López Obrador ni Morena, afirmó que desde el 2018, con los resultados electorales, México volvió a una etapa en la que se creía había quedado atrás con la transición democrática.

"Eso desató una serie de resortes que creíamos que con la transición habían quedado atrás. Pensamos que las reglas habían transformado el régimen y hoy nos dimos cuenta que, cuando se activa aquella que era una característica del viejo presidencialismo, tienes un Congreso afín, que no está dispuesto a moverle una coma a las iniciativas del Presidente", añadió.

Esto, afirmó, acaba revelando que el diseño institucional tiene pendientes graves.

Lamentó que en México los ciudadanos padezcan "un presidencialismo mental", pues se piensa que el Presidente debe resolver todo.

Además, dijo, existe una personalización de la política, lo cual es profundamente autoritario.

"Cuando el liderazgo pesa más que lo institucional, estamos en un régimen o un contexto de exaltación autoritaria", agregó.