Nacional

En México 'Gota a gota', la extorsión disfrazada de préstamo

En Colombia una mujer se tiro de un puente con su hijo al no poder pagar y ser amenazada de muerte; no es el único caso

Agencias
martes, 19 marzo 2019 | 11:01
Agencias

Ciudad de México.- La extorsión mediante préstamos denominada "gota a gota" se expande en México. De acuerdo con autoridades capitalinas y federales, este método es utilizado por una red de colombianos en 13 entidades.

Las investigaciones muestran que integrantes de este grupo delincuencial ingresan al país de manera legal por Cancún, Quintana Roo, en donde inician operaciones para trasladarse después a la Ciudad de México y extenderse a Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Morelos, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Guanajuato y Nuevo León.

Los préstamos van de 5 mil a 500 mil pesos, con intereses sumamente elevados que se hacen impagables y "ahogan" a las víctimas. La Secretaría de Seguridad Ciudadana tiene reportes de dos personas que se suicidaron ante las amenazas recibidas.

Señala que hay preocupación porque en la red participan mexicanos, venezolanos y hondureños, así como el hecho de que "La Unión Tepito" les cobra derecho de piso para operar en la zona centro de la ciudad.

El sistema de préstamo exprés llamado “Gota a Gota” surgió en Colombia y está presente en varios países de América Latina; en México opera desde 2015.

Este esquema presta dinero fácil, con intereses altos y busca atrapar a sus clientes para cobrarles de forma indefinida.

Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), explicó que el sistema de préstamo se llama “Gota a Gota” porque “gota a gota te van dejando en la calle… Es un método, un sistema desarrollado por los narcotraficantes colombianos”.

Mario Madrazo, director de Control y Verificación del Instituto Nacional de Migración (INM), precisó que existe “una red que debe estar compuesta por alrededor de mil 200, mil 500 colombianos que entraron al país, diciendo entrar con fines de turismo pero que empezaron a realizar esta actividad, para la cual no están autorizados”.

En 2015, los colombianos iniciaron los préstamos en la capital del país y en el Estado de México; se han extendido a 22 estados con ganancias de por lo menos 100 millones de pesos semanales.

La red de colombianos busca “a comerciantes, a muy pequeños comerciantes que no tienen acceso al financiamiento de un banco o al sistema financiero… Por lo regular se mueven en motos”, apuntó Di Constanzo.

Los colombianos reparten tarjetas de presentación en mercados y tianguis, donde ofrecen prestamos fáciles, sin fiador, ni enganche. Por ejemplo: Si otorgan un préstamo de cinco mil pesos, el deudor tiene que pagar 300 pesos diarios; en 20 días obtienen seis mil pesos.

Los ambulantes acuden al préstamo para salir del apuro, en el momento, pero aseguran que no les conviene “regalar mil pesos en 20 días”.

“Lo que ellos apuestan es que tu dejes de pagar… para que te cobren intereses moratorios excesivos, para que te vayas hundiendo cada vez más de tal manera que este préstamo se convierta en más bien un derecho de piso”, subrayó el titular de la Condusef.

Como único requisito, los colombianos piden copia de la credencial de elector y un comprobante de domicilio, para ubicar a quienes se retrasan con los pagos.

A una de las comerciantes le fueron a cobrar hasta su domicilio, en Ecatepec, Estado de México, mientras que a otra, que no pudo pagar la deuda y cerró su negocio en el mercado Portales, la ubicaron en otro mercado de la ciudad de México.

“Si les dejas de pagar un día, se pueden llevar tu mercancía, se pueden llevar el poco capital de trabajo que tengas, amenazan a tus familias. Hemos tenido conocimiento de que a veces los golpean, vienen estos secuestros, donde ya piden un rescate”, agregó Di Constanzo.