Nacional

En un año 43 funcionarios municipales fueron asesinados

Del total de víctimas, seis se desempeñaban como alcaldes en cinco entidades; Oaxaca, Veracruz y Michoacán concentran más homicidios en los últimos 3 sexenios

Agencias / Funeral del alcalde de Nahuetzel, Michoacán, David Otlica, en abril pasado

Excélsior

martes, 24 diciembre 2019 | 09:09

Ciudad de México.- En lo que va de la actual administración Federal (desde el primero de diciembre de 2018 al 24 de diciembre de 2019) 43 funcionarios municipales, han sido ejecutados, seis de ellos fungían como alcaldes de municipios de Oaxaca, Estado de México, Coahuila, Michoacán y Veracruz, sin que hasta el momento se haya aclarado su muerte o los motivos por los cuales perdieron la vida.

De los 43 funcionarios municipales, seis eran alcaldes, tres de Morena, dos del PRD y una del PRI que de acuerdo con las investigaciones que se llevan a cabo en torno a estos hechos, fue la mano del crimen organizado, quienes les quitaron la vida, sin distinguir género; es decir, de los presidentes municipales, tres eran mujeres y el resto hombres.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), los alcaldes de Juárez, Coahuila, Olga Gabriela Kobel Lara (PRI), Alejandro Aparicio de Santiago Tlaxiaco, Oaxaca, (MORENA), David Eduardo Otlica Avilés (PRD) de Nahuatzen, Michoacán, Maricela Vallejo Orea, presidenta municipal de Mixtla de Altamirano, (Morena), Carmela Parral Santos, presidenta municipal de San José Estancia Grande Oaxaca (PRD), y recientemente Arturo García Velásquez, presidente municipal de Jalapa de Díaz, Oaxaca.

La primera víctima de fue Olga Gabriela Kobel Lara que antes de ser ejecutada, fue reportada como desaparecida por su esposo Carlos Alberto Chacón Madrid, (el pasado 10 de diciembre de 2018) quién denunció la desaparición ante las autoridades estatales; dijo que desde las 16:00 horas dejó de tener contacto con ella. De acuerdo con los primeros reportes, la alcaldesa se dirigía a la ciudad de Sabinas, donde recogería a su hija.

Seis días después fue asesinada por el empresario David “N”, propietario de Fábricas Metálicas Especializadas (Famesa), quien fue detenido con otros dos hombres. De acuerdo con el Fiscal del estado, Gerardo Márquez Guevara, la muerte de la alcaldesa fue por cuestiones de trabajo

“El día lunes alrededor de las 5:30 de la mañana se salió de su domicilio para reunirse con David ‘N’, se vieron en algún lugar de Sabinas, posteriormente se dirigieron a la propiedad del contratista, en donde se tuvo una discusión derivado de los asuntos de trabajo que originalmente habían sostenido y que también dieron lugar a una relación afectiva entre ambos”. Señaló que se estima que el asesinato de la alcaldesa sucedió durante la mañana del lunes, alrededor de las 7:30 y 8:30 horas.

El segundo alcalde que fue ejecutado, fue Alejandro Aparicio Santiago alcalde de Tlaxiaco, Oaxaca, (Morena), tras rendir protesta el primero de enero. Un grupo armado lo baleo, el saldo fue la muerte del alcalde y del síndico Perfecto Hernández, quienes fallecieron horas después del atentado.

Los 37 funcionarios municipales restantes que han perdido la vida, son 16 exalcaldes, 7 regidores, 2 síndicos, 12 funcionarios, incluyendo directores y jefes de áreas de dependencia municipales que también fueron ejecutados, sin que hasta el momento se tenga claro los motivos o circunstancias por lo que les han arrebatado la vida.

En los últimos tres sexenios, los estados con mayor número de presidentes municipales asesinados son: Oaxaca con 35, Veracruz con 16, Michoacán con 15, Guerrero con 13, Puebla con 11, Estado de México con 9, Tamaulipas con 7, Durango con 6, Jalisco con 6, Chihuahua con 5, sumando un total de 156 alcaldes que perdieron la vida por distintos motivos que, en la mayoría de los casos, no han sido aclarados.